Registrarme
Entrevistas | Vie, 29 de Jul de 2016

Zambayonny muestra su hotel de canciones

 

 

"Me da igual, Zamba, Diego, como quieras". Diego Perdomo atiende el llamado de RosarioRock.com y se muestra como un personaje por demás de amable desde el primer minuto. No tiene problemas en que cada uno lo llame como quiera, ni tampoco en charlar sobre lo que uno le proponga. Igualmente, seamos formales. Llamémoslo Zambayonni, su nombre artístico, y charlemos en primer lugar sobre su nuevo disco, su última obra de arte, que publicó en abril pasado y viene a presentar a la Plataforma Lavardén este sábado 30 de julio. También habrá tiempo para hablar sobre su labor como escritor y su pasión por el fútbol, pero más adelante.

"Durante casi dos años estuve dando vueltas, tocando por todos lados, y también viajando por placer, por muchas ciudades. Estuve mudándome, mucho tiempo sin tener una casa fija. El disco fue escrito en estaciones de trenes, en hoteles, en departamentos temporarios, en casas de amigos. Cuando me pude mudar donde vivo ahora, bajé todas esas ideas, y le puse “Hotel de canciones” porque eran canciones casi ambulantes, que fueron compuestas o pensadas en esos lugares". Así explica Zambayonni el título del nuevo trabajo, que tiene letras aptas para todo público, menos escatológicas, y parece reafirmar una tendencia en las letras que viene del disco anterior, “Los años locos”, de 2013. Aunque él no lo ve tan así.

No, en realidad no hay ninguna tendencia muy clara con respecto a algunas elecciones. Yo toda la vida hice canciones de un estilo o de otro. Algunas funcionaron por Internet al principio, pero sigo haciendo canciones de toda índole y voy publicando según las ganas que tenga, o cómo vea que está el proyecto en ese momento. Tengo un archivo de quinientas canciones de todo tipo. De los discos oficiales, se podría decir que en “Búfalo de agua”, cuando fui nominado a los Gardel en la misma terna de León Gieco, hay una diferencia con el primero. “Salvando las distancias” es de 18 canciones, un recopilado, una selección de 120, una especie de grandes éxitos de aquella época. No era un disco solo, fueron seis maquetas de veinte canciones cada una. No fue un disco pensado como tal”.

Entonces no es que antes eras otro artista, un entretenedor con guitarra, un trovador subido de tono, y ahora sos un compositor más maduro...
No, están mezcladas de distintos tiempo, hay canciones que hice ayer que irían sin problemas en un disco de hace diez años (risas). Siempre estoy probando cosas y riéndome, pero entiendo el punto al cual vas, y sí, los siguientes tres discos son diferentes a “Salvando Las Distancias”. 

La primera de las once de “Hotel de canciones”, "Cama cama", habla de un viaje familiar, y le sigue "La hija de la vecina" que describe a la chica perfecta, de viaje por París. Al recorrer el disco van desfilando personajes como "Margarita" o "La reina de la noche", que hacen que el escucha se involucre o encariñe con los mismos de una forma particular. Qué bueno que lo decís, porque me pasa algo parecido. Los personajes que elegí para contar este disco son personajes entrañables, aun en situaciones muy marginales, en algunos casos, hasta con el pobre tipo que se le apagan los motores a treinta mil metros de altura (se refiere a la canción "Mayday") Las canciones me funcionan así, las escucho y me parecen personajes queribles, por eso el disco tiene ese tono también”.

Zambayonni sigue describiendo el disco con entusiasmo, y pasa a explicar que “la instrumentación es clásica, pudo haber sido grabado en el año ´70 tiene Hammond, piano, guitarra acústica, bajo, nada muy sofisticado. Lo grabamos con la mejor tecnología de hoy, pero con instrumentos se podría decir de madera, algo enchufado pero una cosa muy cálida. La idea era que fuera un disco, además de las letras, en ese tono”.

En la canción "Cuentos chinos" hay referencias al negro Olmedo, a la revista Cerdos & Peces, a los vinilos, y tiene un tono nostálgico. ¿Es especial para vos?
Cuando la terminé de escribir le avisé a Marcelo (Olmedo, hijo) que soy amigo.  Le dije "Voy a nombrar a tu viejo". Traté de buscar referentes de los últimos treinta años, citando cosas que tenían que ver con el ADN de mis amigos, con el mío y el de muchos argentinos. Son cosas personales, algunas inventadas,  por eso se llama "Cuentos chinos", mezcladas con acontecimientos o personajes conocidos de todo el país. Esa canción es una de mis favoritas.

Lo vas a presentar con un formato clásico de banda de rock. En comparación a cuando tocabas solo, es también otro cambio...
Sí, el formato de banda me gusta. Lo venimos haciendo, con esta banda desde hace dos discos, y también bastante con la anterior. Me gusta porque te permite vestir las canciones de otra manera, que el show sea más completo, más profesional, pasan otras cosas. También en algunos shows me suelo quedar solo con la guitarra en algún momento, y también los músicos cantan alguna canción de ellos. Me gusta compartir el escenario con mi banda, que además son amigos. Disfruto de las dos cosas, me siento cómodo con ambos formatos, hice como trescientos shows solo con mi guitarra, y con este formato también debo llevar muchos.

El disco anterior lo vendiste por MercadoLibre, porque decías que había escasez de disquerías. ¿Cómo te encuentra la promoción de este nuevo disco? Pasaron tres años y estamos en plena era de streaming.
Soy fanático del streaming, me gusta. Desde hace tres discos que lo saco en formato físico únicamente porque entre Sadaic, que exige cierta cantidad de copias, y la prensa, para llevarlo a las radios, casi que me obligan a hacerlo. Yo no lo editaría más en formato físico porque no se escucha más de esa manera. Vas a cualquier local de electrodomésticos y ya no hay reproductores de CDs, están en las góndolas finales tapados por tierra. Todo cambió. Entonces se escuchan en algunos autos, lo demás es todo streaming, todo digital.

No tengo esa nostalgia, para nada. Me gusta que las tapas se puedan ver en digital, que el arte tenga que ver con una pantalla, mezclar videos, mezclar las letras con algún link a información de alguna otra cosa. Hace años que el formato físico está muerto. Ahora lo vendo en los shows únicamente, y se venden muy poco. La gente ya lo tiene, apenas lo saqué, al minuto ya estaba en YouTube, Spotify y todas las plataformas.

En diciembre publicaste tu tercera novela, “La suerte del campeón”, una recopilación de los textos sobre fútbol que escribías semanalmente para Tiempo Argentino...
Durante casi dos años estuve escribiendo en el diario, una columna de fútbol los domingos. Mi idea desde el comienzo era sacar el libro con esos cuentos, de hecho lo hice gratis para el diario. Cuando terminé, agregué algunos textos inéditos para los que venían siguiendo las columnas, que están en el libro. Me encantó, yo vivo del fútbol, lo miro todo el tiempo, y durante ese tiempo estaba buenísimo estar escribiendo. Buscar una idea para desarrollar, sobre todo que fuera atemporal, no sobre lo que había pasado el domingo anterior, ni tampoco nombraba equipos conocidos todo el tiempo. La idea era tener algo que se pueda leer en cualquier momento, en cualquier ciudad, que tuviera que ver con la esencia del fútbol.

En Rosario tuvimos al negro Fontanarrosa que, al igual que vos, escribía sacando a relucir su pasión por el fútbol. ¿Te sentís identificado con él?
Soy un admirador del negro, desde siempre, y el punto cúlmine fue lo que dijo sobre las malas palabras en el Congreso de la Lengua. Ojala uno tuviera un poco del talento de la gente que admira. Te puedo decir que lo leí, que me interesaba, y que las cosas en común son obvias, el fútbol es una pasión, y también la literatura de fútbol. Mucha gente se interesa por el fútbol, pero escribir sobre eso es una pasión que tenemos algunos pocos, pero el negro es el número uno, siempre lo va a ser.

Entradas anticipadas en la boletería de Plataforma Lavardén de lunes a viernes de 10 a 13 hs y de 16 a 20 hs, los sábados de 10 a 13 hs. y desde 2 hs. antes del espectáculo. También a través del sistema y SuperEntrada.com.ar.

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo