Registrarme
Shows | Mar, 24 de Jun de 2008

Vans Street Tour Tribus under a la obra


Fecha: 22 de junio de 2008 – Galpón 11, CEC
 
Kick-flip, ollie, back flip… son algunos de los trucos que despertaron la adrenalina de los skaters o mejor dicho los virtuosos domadores de tablas invitados a formar parte de la jornada multi-funcional que ofrecía una genial escapatoria para que un domingo gris como el que pasó no te tirara abajo.
Vans, marca registrada de actividades extremas, se sumó a la iniciativa de agrupar a skaters, artistas urbanos, tatuadores y bandas en un mismo espacio. La consigna era dinámica ya que planteaba un ida y vuelta: invitaba a los protagonistas a explayarse en lo que los apasiona y caracteriza y a los espectadores a involucrarse en las variadas facetas artísticas que el evento agrupaba.
Al ingresar al galpón, era imposible que la imponente rampa pasara desapercibida, causando una gran atracción visual. Muchos aplaudieron atónitos a los hábiles sobre ruedas (entre ellos skaters del Vans Skate Team de Buenos Aires y exponentes locales), otros no dejaron de asombrarse y trataron de inmortalizar las piruetas aéreas con la cámara del celular, reacción casi automática en esta era de las telecomunicaciones.
Los laberintos de rampas se fusionaban muy bien con las actividades de street art que se estaban realizando. Un característico olor a aerosol y pintura envolvían en lugar denotando que los artistas estaban inmersos en lo suyo. El arte urbano, reprimido hoy en día en las calles de nuestra ciudad, ocupó un lugar importante en el Vans Tour. Se le brindó a los artistas un espacio para volcar su creatividad, el cual supieron aprovechar con sus más variadas ideas, técnicas, herramientas, formas y colores.
Aglutinación de stencils, una Marilyn Monroe freak y mutilada, un monstruo friendly sin corazón y una heroína futurista fueron algunas de las expresiones más distintivas de la tarde. Otra propuesta interesante fue llevada a cabo por los chicos de Plan C, quienes vendían el servicio de customización de zapatillas. Convertían mágicamente pares de Vans blancas en una explosión de psicodelia.
El galpón fue utilizado en toda su amplitud: mientras en una mitad se llevaban a cabo las actividades mencionadas, la otra mitad estaba destinada a la expresión musical. El despliegue en escena estuvo dividido en dos actos, destinándole la primera mitad a dos bandas de punk amateur que vienen pisando fuerte: Tercer Dedo y The Leftouts.

En el corte, la gente aprovechó para seguir disfrutando del repertorio artístico. La destreza también quedó impregnada en la piel a cargo de Bad Trip Tattoo Studio. En su stand no sólo se expusieron varios trabajos de Blacky (uno de los tatuadores más imponentes a nivel local y nacional) sino también se realizaron tatuajes. El público pudo apreciar bien de cerca la ejecución de este arte, materializado en una rosa tradicional a cargo del tatuador Diego.
All the Hats, abrió la segunda parte del evento, concentrando así a la mayoría de los concurrentes en el área del arte sonora. ATH supo nuclear la atención con su estilo power-punk, marca registrada del under local. Hubo algunas complicaciones en el sonido, pero aún así lograron hacer entrar en calor al público en el segundo anochecer invernal del año. Durante su repertorio sonaron muchos de sus clásicos e infaltables temas como “Are you fuckin’ ready?”, “Bad boys”, “Take me back” y también muchas de sus versiones más recientes en español como “Escucha la voz” y “Revolución”.
Ya las otras actividades habían culminado cuando le tocó el turno a Fluido. Esta banda que en sus inicios poseía marcadas influencias ñu metal, hoy combina tintes más rockeros y alternativos. Demostraron ser unos grandes músicos en escena y brindaron un show con mucho protagonismo y pasión. Los asombrosos registros vocales de Lolo, sumados a la potencia instrumental que emanaron, fueron ovacionados por sus seguidores, quienes expresaron todo su respeto y fidelidad por la banda. “Pista o señal”, “Plástico” y “Coincidencia” resultaron las más aclamadas y cantadas por todos.
Y así finalizó esta propuesta innovadora de Vans que logró ingeniárselas para otorgar a la cultura under un espacio para reunir, intercambiar y exponer sus múltiples manifestaciones en un mismo suelo.
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo