Registrarme
Noticias | Mar, 17 de May de 2016

Toda la magia de Paul McCartney en Córdoba

 

Es un primer semestre soñado el de este 2016. Primero con la visita, en febrero, de Los Rolling Stones después de diez años, y ahora, tan solo tres meses después, con el mismísimo Sir Paul McCartney de nuevo entre nosotros después de algo menos de seis años. Los puntos en común que tienen estos próceres es que cambiaron la historia de la música popular en la segunda mitad del siglo pasado y hoy, aun a la edad que tienen, siguen girando en gran forma. McCartney va a cumplir 74 años el mes que viene, y confirmó el domingo en el Estadio Mario Kempes de Córdoba toda su vigencia. Esta es la tercera visita del ex Beatle a nuestro país, después de su debut con tres shows en River en diciembre de 1993, y de sus dos presentaciones más en noviembre de  2010, también en el Monumental. Aunque Macca pasó por alto Argentina en las giras sudamericanas de 2012 y 2014.

El del Kempes fue el primer show de McCartney en el interior del país, al que le siguen dos fechas en el Estadio Ciudad de La Plata, el martes 17 y jueves 19. El dúo de electrotango Las Rositas, de las hermanas Cecilia y Gabriela Palma, fue telonero, mientras caía la tarde y en los puestos de comida se ofrecían milanesas de soja y hamburguesas de acelga, ante la prohibición del propio músico de vender carne adentro del estadio, como parte de su campaña vegetariana. A las siete, ya entrada la noche, las luces se apagaron y las columnas giratorias en las pantallas de los costados mostraban imágenes con música de los Fab Four, haciendo crecer la ansiedad de un estadio prácticamente colmado.

El show comenzó a las 19 34 horas con "A hard day´s night", un himno de Los Beatles que McCartney nunca había tocado solista, y que volvió a hacer desde el comienzo de esta nueva gira “One on one”, el 13 de abril en Fresno (California). Le siguió "Save us", que abre “New”, su último disco de estudios. Fue quizás el primer ejemplo de los viajes temporales que la lista de temas propondría durante la noche. Con una puesta escénica imponente, con pantallas gigantes a los costados y en el medio del escenario, con luces, fuegos artificiales, etc. y un sonido inmejorable. Igualmente lo atrapante son siempre las canciones atemporales de Los Beatles que conmovieron a todos.

De jeans, saco azul y camisa blanca, y siempre con su bajo Höfner, después del segundo tema llegó el saludo con guiño local que nadie esperaba... "Buenas noches Córdoba, hola culiados". Fue de esos comentarios escritos en los machetes, que les pasan a los músicos desde la producción. Al rato recurriría de nuevo a su forzado español para decir formalmente que "estamos muy contentos de estar aquí por primera vez". "Can´t buy me love" fue otro golpe al corazón de los fanáticos Beatles, con imágenes de los cuatro de Liverpool en la pantalla gigante.

El repertorio con el que McCartney viene girando hace años no varía demasiado, e incluso fue similar al que presentó en su última visita al país. La columna vertebral la conforman los clásicos de Los Beatles, pero también hay lugar para repasar lo mejor de su etapa de Wings y sus discos solistas. Uno de los pocos cambios le dio lugar al pulso electrónico de "Temporary secretary", de su primer disco solista pos Wings. Para volver al rock más clásico, Paul se calzó la guitarra por primera vez para "Let me roll it", tema inamovible de la lista en los últimos tiempos, que viene con la zapada Hendrixiana de "Foxy lady" incluida al final.

Instrumentista todoterreno, McCartney se sentó al piano para que empiecen a desfilar las dedicatorias. "Escribí esta hermosa canción para mi mujer Nancy que está aquí", fue la presentación de "My Valentine", uno de los dos temas de su disco “Kisses on the bottom” compuesto por el propio Paul. Seguida, "para los fans de Wings" llegó "Nineteen hundred and eighty five" y un rato más tarde "para Linda"·sonó "Maybe I´m amazed". El viaje a la historia pre Beatles fue con "In spite of all the danger", "la primera canción que grabamos", cuando todavía eran The Quarrymen. Al rato, "Love me do", con la armónica del tecladista y guitarrista Paul Wickens, y que tampoco había tocado nunca como solista, fue dedicada al quinto Beatle, el productor George Martin, que falleció en marzo.

 

 

Además de Wix Wickens, la banda que acompaña al ex Beatle desde hace una década y media se completa con Brian Ray en guitarra y bajo, Abe Laboriel Jr. en batería y Rusty Anderson en guitarra. Músicos con los que McCartney ya ha convivido más tiempo que con los mismísimos Beatles, y también con los Wings. En su primer momento de soledad en el escenario, McCartney se elevó en una plataforma para conmover con su guitarra acústica en "Blackbird", y descendió mientras le cantaba a Lennon "Here today". Otra novedad fue "FourFiveSeconds", la canción que compartió junto a Rihanna y Kanye West, con la letra en la pantalla gigante. El homenaje a George Harrison fue con "Something", que McCartney hizo con un ukelele, destacando lo bueno que era el guitarrista ejecutando ese instrumento.

Para la recta final, los clásicos que sabemos que van a llegar, pero que igualmente son devastadores emocionalmente. La fuerza de "Back in the USSR" y "Live And Let Die", mezcladas con los himnos "Let it Be" y "Hey Jude". En los bises, McCartney volvió solo al escenario para "Yesterday" y el final fue, después de dos horas y media, con la trilogía de “Abbey road” "Golden slumbers", seguidas de "Carry that weight" y "The end". Toda la atracción de un músico de semejante grandeza, que se mantiene activo y en buena forma, con la calidez necesaria para acordarse de su última mujer, de la primera, de John y George, y también para ir desde The Quarrymen hasta su última colaboración. "Nos vemos la próxima" se despidió con total naturalidad, desafiando el paso tiempo y mirando siempre hacia adelante. Aunque igualmente pensemos que esta pudo haber sido la última visita, al igual que con los Stones, con McCartney tampoco nunca se sabe.

 

La lista de temas de Paul McCartney en Estadio Mario Kempes (15/05/2016)

A Hard Day´s Night
Save Us
Can´t Buy Me Love
Letting Go
Temporary Secretary
Let Me Roll It - Foxy Lady
I´ve Got A Feeling
My Valentine
Nineteen Hundred And Eighty Five
Here, There And Everywhere
Maybe I´m Amazed
We Can Work It Out
In Spite Of All The Danger
You Won´t See Me
Love Me Do
And I Love Her
Blackbird
Here Today
Queenie Eye
New
The Fool On The Hill
Lady Madonna
FourFiveSeconds
Eleanor Rigby
Being For The Benefit Of Mr. Kite!
Something
Ob-La-Di Ob-La-Da
Band On The Run
Back In The USSR
Let It Be
Live And Let Die
Hey Jude

Bises

Yesterday
Hi Hi Hi
Birthday
Golden Slumbers - Carry That Weight - The End

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo