Registrarme
Entrevistas | Vie, 10 de Jul de 2015

`SLB por momentos suena a otra banda´

 

Ya tenemos los ganadores de las entradas: 
Ellos son: Mercedes Luisetti y Esteban Leotta
¡Felicitaciones! 

Según la RAE, eureka es una interjección que expresa satisfacción "cuando se halla o descubre algo que se busca con afán". Pero el nombre del nuevo disco de Salta La Banca puede que también obedezca a esa búsqueda constante de palabras no familiares a las letras de rock, que son marca registrada del líder del grupo Santiago Aysine. "Es un poco de todo, con el nombre tratamos de incluir que creemos que terminamos de resolver la identidad de Salta La Banca. Tiene que ver con el audio del disco, que veníamos trabajando desde hace mucho tiempo. Creemos que en este disco pudimos estar todos al servicio de la canción como pretendíamos, y que pudimos conseguir cada uno de nosotros el mejor audio posible. "Eureka" era una palabra que aparecía en una de las canciones, y cuando empezamos a sugerir los nombres del disco, de movida empezó a sonar fuerte y terminó llamándose así"

Santiago Aysine atiende a RosarioRock.com después de un ensayo previo a la presentación formal del nuevo disco en Rosario y lo primero que deja en claro al saber de dónde lo están llamando es que "Estamos con muchas ganas de tocar allá porque los dos últimos shows que íbamos a dar se suspendieron. Además todavía no le dimos mucho ruedo al disco y necesitamos tocarlo, estamos muy ansiosos. Con ganas de viajar a una ciudad en la cual nos va bastante bien".

El nuevo disco representa un cambio en el sonido de la banda, que se solidifica para tener un rock duro, quizás con menos candombe, murga, reggae, y demás características de sus primeros discos. Sobre si esta decisión fue porque la banda decidió correr riesgos, o porque simplemente es el resultado del crecimiento o evolución natural que se da con el paso del tiempo, Santi coincidió en que "Es un poco de las dos cosas, es una serie de confluencias que tiene que ver en principio con la madurez, segundo con sumar una búsqueda que venimos desarrollando hace tiempo y también con el hecho de que uno va escuchando otras cosas y se da cuenta de que va descubriendo otras cosas que le llaman la atención, te influencia y lo incorporás".

Al explicar esta evolución en el sonido, Aysine también explicó como trabajó la banda. "La búsqueda compositiva fue también bastante distinta a la de los demás, desde la composición de las letras a la coloratura y el ensamble de las cosas, se charló mucho dentro de la sala, que fue algo que antes no pasaba. Antes yo caía con un boceto y todos tratábamos de tocar parecido a como sonaba, ahora no. Se empezó a trabajar todos en la sala El cambio de sonido tiene que ver con un montón de cosas que hace que la banda por momentos suene a otra banda. Gran parte del público se ha sorprendido por eso"

"¡Eureka!" tuvo dos productores, Salta La Banca trabajó por primera vez con el reconocido productor Alejandro Vázquez (Carajo, El Bordo, etc.) y con Ale Kurz, líder de El Bordo. Sobre las diferencias y semejanzas de ambos, y el aporte de cada uno, Aysine piensa que "Los dos tienen muchas cosas en común y por eso tienen la afinidad que han desarrollado. Ellos pegaron onda desde que Vásquez les produjo el disco "Vivo en lo que pensás". Los dos son muy jóvenes, bondadosos, generosos, creo que se diferencian en la manera de comunicarse. Ale Vásquez pedagógicamente es brillante, es muy claro, interviene desde un lado pseudo pasivo, con la idea de que se trabaje con armonía siempre. Ale Kurz es muy transparente y si tiene que plantearte algo en la manera más drástica posible, él lo hace, siempre para que vos lo hagas lo mejor posible. Ale Kurz es amigo nuestro y el que sugiere que iba a poder ayudar en el disco es el mismo Vásquez".  

La relación de SLB con Vásquez se inició con la idea de que trascienda este proyecto. "Cuando él se comprometió con el grupo no fue solo para hacer un gran disco sino para poner a Salta La Banca en otro lado, que la banda se solidifique. Después de haber trabajado con él va a ser difícil querer trabajar con alguien más". El disco contó además con la participación en guitarra de Juanjo Gáspari de Jóvenes Pordioseros (con quien habían adelantado "No pierdas cuidado" en Cosquín Rock), que complementó la labor de Beto Grammático y le dio otra fisonomía al sonido de la banda. Marcelo "Corvata" Corvalán de Carajo también participó, como compositor en "Quebrado" y con su voz en "Chacal", al igual que Alejandro Terán, encargado de cuerdas.

En el repaso del disco, el "El jardín de mis agonías" es una canción especial, que tiene una la carga emotiva distinta, superior a las demás, ¿Coincidís?
Sí, claramente. Creo que es de mis mejores composiciones, sino es la mejor. Tiene que ver con que en principio la escribí en un momento personal que no era el mejor, las sensaciones que tenía a flor de piel me conmovían y estuve meses para tratar de terminarla... no podía. Cuando estábamos terminando el disco Ale Kurz me dijo "tenés que terminar esta letra, es increíble", yo la tenía por la mitad y fue saliendo lo demás. En el estribillo, con Ale Vásquez nos dimos cuenta de que había que tocar dos o tres tonos, que terminaron siendo un par más. Es la canción más sentida del disco, desde el primer acorde y la primera estrofa, sabía que iba a ser especial, y por eso me daba miedo terminarla, la canción tenía que estar a la altura emocional que me llevó a empezarla. Cuando la grabamos por primera vez también fue súper fuerte.

Siempre se dice que la persona que está mal anímica o emocionalmente saca lo mejor a nivel compositivo, este es otro ejemplo...
Sí, en las peores situaciones es donde un artista termina inspirándose más. Pasa un montón, a mi me movilizan mucho más las situaciones de mierda que las buenas, como seres humanos estamos muy sometidos a esto. Me ha pasado de recurrir al pesar de mi gente más cercana, a pesar de que escriba en primera persona muchas de mis letras tienen que ver con historias de mi familia, de mis amigos. También "COPLA" plantea una problemática para toda la sociedad, pero que de alguna manera es el dolor de una familia entera y eso es tremendo. Es la búsqueda más noble para un artista.

El hecho de haber estado en Cromañon el día de la tragedia, ¿Funcionó como un disparador que te dio ganas de expresarte, de hacer música o decir cosas, o creés que de todas maneras hubieras sido músico?
Si bien fantaseaba, difícilmente me hubiera dedicado a la música si no me hubiera pasado. Empecé a escribir después cuestiones que había alcanzado a vislumbrar con lo que había pasado. Todo lo que hoy soy no tiene que ver con el Santi de aquel entonces, si bien recuerdo con alegría los grandes momentos de mi infancia, que fue muy difícil, y mis amigos siguen siendo los del alma y mi barrio, mi lugar en el mundo, a nivel conciencia no hay comparación... La manera de vivir la vida, de enfrentar las adversidades, todo. Me marcó de tal manera y me dio un empujón bárbaro, en algún punto todo lo que hago es gracias a eso. Fue lo peor que me tocó vivir en la vida, y todavía hoy pago los vestigios, pero fue lo que me condujo a ser quien soy hoy.

¿Conociste en estos años a Pato Fontanet? ¿Qué relación tenés hoy, si es que existe?
Siempre traté de plantear la situación desde un lugar súper sensato porque como comunicador me corresponde ser sincero. No tengo relación con Patricio, es la verdad, y la posición que he tomado a nivel ideológico con respecto a lo que pasó tiene que ver con una perspectiva que desarrollo desde la sensibilidad, de lo que creo es lo correcto. Para mí un músico es un músico y no se lo puede incriminar por lo que pasó ese día por un montón de cuestiones que no tiene que ver ni con la bengala ni con las habilitaciones. Es algo mucho más profundo, con la naturalización que permite el estado de algún tipo de situaciones. Cuestiones de este tipo son las que hay que señalar para que no se repitan, el estado sale ileso y ya pasó con Once, Castelar, etc.

El vínculo que me une es que hoy somos colegas, siento una gran admiración por sus letras, me parece un gran escritor. Tengo un gran vínculo con Diego Argañaraz, mánager de Callejeros y con la mayoría de los músicos.

¿Cómo explicas, si es que podés, el éxito instantáneo que ha tenido la banda, que debutó en 2009 y en estos cinco años ha llegado a tocar en el Malvinas o en el Luna Park? ¿Con qué creés que el público se identifica?
Es difícil, nunca supe responder esta pregunta, pero creo que no se trata de una cuestión en particular. Tiene que ver con la nobleza de los recursos, uno puede cuestionar o no lo que puede producir Salta La Banca musicalmente, yo lo tengo re claro, somos una banda que más allá de que no renegamos de nuestras canciones, creemos que hace poco empezamos a sonar bien en vivo, que éste es el primer disco que suena bien. El otro día hablábamos con Pablo Mileo de Soy Rock y él nos decía "Puede que te guste o no, pero SLB es una banda de buena leche, que le dice buenas cosas a los pibes, que baja buena línea". Creo que el público se fija en eso, que somos gente sencilla, noble.

Siempre hicimos lo que se nos cantó el orto, tratamos de cumplir el rol de comunicadores permanentemente, hemos tomado decisiones fuertes en momentos impensados y esas cosas marcan al público. Puede tener que ver con lo musical, hay gente que le gusta mucho lo que hacemos, y está bárbaro, pero también tiene que ver con lo ideológico. Si bien nos va bien, no somos parte de la industria ni del mainstream, hacemos lo que nosotros queremos.

Todos los discos están disponibles para descargar desde la propia página oficial del grupo, el último con la opción de colaborar, como Radiohead hizo alguna vez con "In rainbows". A la vez el arte de "¡Eureka!" es muy cuidado, con un packaging hermoso, ambicioso. ¿Cuál es la postura de la banda ante esto?
Somos conscientes de que se ha facilitado el hecho de compartir contenidos y que es inevitable. Entonces, como sabemos que lo van a terminar subiendo, preferimos hacerlo nosotros mismos en la mejor calidad. La persona que realmente le gusta y cree que el disco es cultura después lo va a comprar igual. Yo me compro discos, tengo vinilos y todo, y sin embargo me la paso escuchando Spotify o YouTube, etc. Las canciones son de la gente. Cuando tomamos la decisión de compartirlo por primera vez la gente no lo entendía, fue muy fuerte, creo que fuimos una de las primeras bandas en hacerlo abiertamente. Pero como sabemos que va estar, preferimos subirlo nosotros en alta calidad y que no ande circulando en otra menor calidad que no nos satisface.

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)