Registrarme
Shows | Dom, 18 de Abr de 2010

Cómo no sentirse así Skay en Rosario

Viernes 16 de abril - Willie Dixon (Suipacha y Güemes).

Eduardo Skay Beilinson volvió a Rosario para presentarse en Willie Dixon, como tiene la sana costumbre de hacerlo en su era solista, esta vez en dos noches consecutivas. En esta ocasión el hecho de que haya elegido Rosario para el estreno absoluto de su nuevo material resultó todo un lujo.

Luego del Cosquín Rock (se lo pudo ver al productor José Palazzo en la multitud desprevenido) y de su primera gira por España, Skay presentó ¿Dónde Vas?, su esperado cuarto trabajo de estudios que se encuentra disponible desde hace apenas una semana.
 
Pasada la medianoche pisó el escenario el ex guitarrista de los redondos. Skay estaba una vez más sobre las tablas del templo de Pichincha, con su eterna pose Keith Richards y su Gibson SG, listo para abrir el show con “Soldadito de plomo”. Pero la excusa era presentar el disco nuevo, entonces hubo lugar para las flamantes “En El Camino” y “Aves Migratorias”. La primera parte se cerró con “Gengis Khan”, el mongol asiático no podía estar ausente.
 
La banda que acompaña a Skay está conformada por Topo Espíndola en batería, Oscar Reyna en guitarra, Javier Lecumberry en teclados y Claudio Quartero (hijo de la negra Poli) en bajo. Los Seguidores De La Diosa Kali, tal cual se hacen llamar a partir del anterior trabajo La Marca De Caín, suenan cada vez más ajustados y tuvieron un sonido impecable.
Luego de un breve intervalo Skay presentó “La Luna en fez”, inspiración y sonidos típicos que son el resultado de un viaje de Skay & Poli (de nombre Carmen Castro) por la ciudad de Marruecos.

A medida que Skay sigue editando material solista, el repertorio ricotero en sus shows es naturalmente cada vez menor, pero por suerte algunos clásicos todavía sobreviven. El ambiente obviamente cambia y el “solo te pido que se vuelvan a juntar” nunca falta.  Por eso cuando el flaco, sin ningún tipo de anuncio, disparó los primeros acordes de “Nene nena”, el delirio del público fue total. “Todo un palo”, que le siguió, marcó uno de los momentos más emotivos de la noche y recordó además que enfrente había una verdadera leyenda viva de nuestro rock nacional.
 
“Oda a la sin nombre”, con el riff más reconocido de su carrera solista, tuvo también un alto grado de emotividad y dio la señal de que al show le quedaba poco. En los bises, llegó el solo de “Ji Ji Ji”, que escucharlo de las yemas de su autor es todo un privilegio. Luego “El Gólem de Paternal” y la nueva “Lejos de casa” (no estaba inicialmente en la lista) marcaron el fin de la noche.
 
El show mostró a Skay & Cía en gran forma y colmó ampliamente las expectativas. La pregunta que titula el nuevo trabajo parece estar dirigida para cualquiera menos para él. Skay siempre ha mantenido una coherencia artística y musical durante toda su carrera, un exitoso camino que parece no cambiar en el futuro. Skay sin dudas sabe muy bien adonde va.
.
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo