Registrarme
Shows | Vie, 23 de Feb de 2007

Lord Divine Show


Mientras su guitarrista seguirá tocando en el viejo continente, la banda continuará trabajando en nuestras tierras.

A pesar de la calurosa noche de domingo, unas 150 personas se acercaron a El Sótano para presenciar los shows de metal progresivo de Lord Divine y Time Illusion; con extrañas sorpresas que ya se podían anticipar en las estampas de las remeras de las bandas más reconocidas del género como Dream Theather y Simphony X, pasando por Helloween hasta llegar a Arch Enema y las nueve caras más enfermas de Iowa: Slipknot.

Alrededor de la 11 de la noche y con la mayoría de la gente adentro del establecimiento, Metallica sonaba para amenizar la espera de las dos bandas rosarinas. La primera banda en aparecer fue la soporte: Time Illusion.
Se despacharon con temas propios como "The time of tomorrow", con el que abrieron la noche; "Deep dreams", "Waiting the moment" y "Out of reality" un buen tema para cerrar su set, mostrando durante su producción un estilo muy marcado del más clásico metal progresivo.
Los covers fueron los que se ganaron la noche. Pasaron "Of sins of shadows" de Simphony X, reconfirmando su amor por el género. Europe recibió su homenaje con el archiconocido "The final countdown", claro, sin sorpresas hasta ahora. Lo mejor de la banda fue tomar el riesgo y salir bien parados con temas como "Cemetery Gates" de Pantera; en un reconocimiento a una de las mejores canciones compuestas por el último violero que revolucionó la escena en los `90: Dimebag Darrel.
El tema que sorprendió a varios presentes fue el de la banda que mezcla a Mike Patton en su parte más melódica, con sonidos panterosos y la agresividad del death metal con toques industriales. Ustedes dirán ñu metal, no, mejor aún: "Befote I forget", de Slipknot.
En fin, un buen trabajo del sexteto, destacándose las guitarras, la batería y el tecladista/segunda voz, que no tuvo miedo en cantar solo cuando hubo problemas con el micrófono del cantante principal. Lástima que a la gente se la vio enganchada con los covers solamente.
Unos minutos después subió al escenario la banda principal: Lord Divine; que además de presentar temas del segundo LP llamado In Disgrace (próximo a editarse este año), le daba la despedida momentánea, por unos meses, a su guitarrista Federico Wuttke.
El músico viajará a Europa, aunque el grupo dio a conocer que posiblemente hagan algunas fechas más con un reemplazo hasta la vuelta del miembro original. Por lo tanto, la formación que subió a tocar fue: Esteban Merdeni, voz; Hugo Galli y Federico Wuttke en guitarras; Diego Palma, teclado; Andrés Berenguer en el bajo y Dalmys Del Bueno en batería.
Una lista compuesta en su mayoría por temas de su primer disco, Where the evil lays, con el metal progresivo como estandarte. Aunque también se podría notar la influencia del trash y el heavy clásico, si bien sentí un aire al primer Angra de André Matos… salvando las diferencias.
Ya desde el principio se sintió la influencia más pesada del grupo con "Going blind", "Reason to go", "Faithless", "The End"; se notó que ya están avanzados en el tema de manejar el escenario rosarino como quieren; sobre todo su frontman (Merdeni) que no paró un segundo de moverse. Fue muy buena la combinación de sus canciones entre la parte melódica y el siguiente ataque agresivo de las guitarras y la batería.

Whitesnake fue elegido para que se despachen con un cover de ellos: "Still of the night", con una gran labor de su cantante; apoyado por momentos por la segunda voz de Berenguer. Muy buen cover de quienes parecen cada vez más cómodos haciéndolos por su experiencia.
La banda, que se formó a finales del 2002, presentó "Angels in disgrace" de su próximo álbum y siguieron con "Out of my way" y "By myself"; apareció "Eternal fate" de su primer LP del año 2004, junto con "Train of tomorrow" y "My truth".
Para el final dejaron "Sad but true" de Metallica (del amado/odiado Black álbum), con una buena performance; y se despidieron con el tema que da nombre a su primer disco, redondeando una gran noche.
Noche con covers raros pero muy efectivos y bien logrados. Una gran cantidad de cambios de ritmos, solos entre guitarras y teclados, bajos y baterías machacantes formando paredes y voces que se desplazaban a través de murallas y melodías.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo