Registrarme
Shows | Mar, 1 de Abr de 2014

Metallica a la carta: Lo pedís, lo tenés

* Fotos gentileza Télam y Clarín

Sábado 29 de marzo de 2014 - Estadio Único de La Plata

“¿Se puede sonar más fuerte?” preguntaba James Hetfield sobre el final de la noche. Habían pasado algo más de dos horas de show y, antes del último tema, se preguntaba a sí mismo y también al público, hasta qué punto la banda que lidera podía seguir desafiando los límites de la velocidad y de la potencia. En fin, todo lo que Metallica se propone cada vez que sube a un escenario.

En su cuarta visita al país (sin contar la excursión a la Antártida de hace unos meses) y después de algo más de cuatro años, Metallica volvió a presentarse en Argentina. Esta vez la excusa fue una serie de shows a la carta, un doblete de sábado y domingo en el estadio Ciudad de La Plata como parte de la gira Metallica By Request, en donde los fanáticos que compraban la entrada al show podían votar los temas que querían escuchar. La lista de temas fue, precisamente, uno de los aciertos y de las claves para que el show fuera impecable.

En la previa, el cambio de Cirse por Carajo como uno de los grupos teloneros había traído algo de polémica. Más allá de que la banda de Adrogué viene dando muestras de progreso constante, incluirlos en una jornada metalera era quizás una decisión desacertada, ya que no tienen mucho que ver con el género. Pero a Cirse nada le importó y, con la actitud y buena voz de Luciana Segovia, el sonido potente y las buenas canciones de "Rompiente" que vienen defendiendo, se ganaron al menos el respeto de los fanáticos. Una muestra de maduración por parte del público que hace quince años parecía impensado.

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura tiene una historia muy particular. Una agrupación musical paraguaya que utiliza elementos elaborados a partir de la basura del vertedero Cateura llegó a trascender fronteras y tocar por todo el mundo. “La música del verdadero thrash”, tal cual la presentó Fabio Chávez, músico, técnico ambiental y director de la orquesta, para que luego sus dirigidos, con objetos como latas, platos de aluminio y utensilios rescatados entre montones de chatarra, vayan de Beethoven a Apocalyptica y se le animen a cualquier género, siempre dentro de su estilo y en forma instrumental. Cerraron con su propia versión de “Nothing Else Matters” y sí, se ganaron la ovación de todos.

 

Pasadas las nueve y media de la noche, el estadio colmado era pura ansiedad ante la primera de las dos presentaciones. Un divertido video donde los cuatro Metallica recibían vía email consejos de sus fanáticos para esta gira le dio paso a la intro habitual de los shows de la banda: “The Ecstasy Of Gold” de Ennio Morricone, acompañado de imágenes de “El Bueno, El Malo y El Feo”. Sin más escenografía que una pantalla gigante con excelente definición, y micrófonos varios para que los protagonistas pudieron moverse y cambiar permanentemente, el arranque demoledor de “Battery” y seguido “Master Of Puppets”, ese clásico inoxidable y el tema más votado por los fans, fue la primera muestra de lo que sería el show.

En un comienzo palo y palo, con “Welcome Home (Sanitarium)" como joya elegida por los fans, el primer respiro llegó de la mano de “The Unforgiven”, una gran canción que tampoco tocan seguido en vivo, con Hetfield yendo de la acústica (intro y estribillo) a la eléctrica. Más tarde fue turno de “Lords Of Summer”, el único tema impuesto por Metallica, que se agregaba a los 17 elegidos por los fanáticos. La nueva canción fue lanzada en Bogotá, Colombia, puntapié inicial de esta gira. “¿La escucharon? ¿Les gusta?” Hetfield estaba muy interesado en las primeras repercusiones acerca de la canción.

La banda viene posponiendo por diversos motivos la grabación del sucesor de “Death Magnetic” (2008). En estos últimos años han publicado el experimento “Lulu” con Lou Reed, el EP “Beyond Magnetic” y estuvieron ocupados en la película “Through The Never”. Además participaron recientemente de “This Is Your Life”, disco tributo a Ronnie James Dio que será lanzado en abril. Grabaron un medley de cuatro canciones del vocalista del cual son fanáticos y que representa una influencia para la banda, a punto de cumplirse cuatro años de su fallecimiento.

“Fuel” fue el único tema propio posterior al álbum negro, lo que deja en claro la sequía compositiva de la banda en las dos últimas décadas. A pesar de que sean un gigante, quizás el número más importante de la música pesada, es también una realidad que la banda no ha podido insertar en este tiempo más canciones en el corazón de sus fanáticos, lo que es claramente una cuenta pendiente y un desafío para el próximo disco. “Sad But True” fue presentada por uno de los afortunados que vivieron el show a ambos costados del escenario, representante de un puñado de fanáticos que tuvo por momentos una cercanía similar a la de la aventura antártica.

A pesar de que el público haya elegido el repertorio de temas, era elección de la propia banda el orden de los mismos, y como estos se complotaban para llevar adelante distintos climas del show. La oscura “Fade To Black” y el himno “One” le dieron un clima épico, que se contrapuso con la seguidilla demoledora de “For Whom The Bells Tolls” y “Creeping Death”. Uno de los momentos más calientes del combo, con Robert Trujillo con la entrega y actitud de siempre (y hasta un poco más amoldado al cuarteto), el virtuosismo, la velocidad y eficacia de Kirk Hammett y la potencia marca registrada de Lars Ulrich.

Sobre el final de la siempre conmovedora “Nothing Else Matters” Hetfield jugaba con su púa, la mostraba por la pantalla gigante (regalarían una gran cantidad al final del show) para luego detonar “Enter Sandman”, ambos clásicos indestructibles del álbum negro. Un trabajo que marcó un antes y un después en la carrera del grupo, y que ha sido increíblemente criticado por los fanáticos más fundamentalistas, argumentando que ya no se trataba del “verdadero” Metallica.

“Una de las mejores canciones festivaleras de toda la historia” presentó Hetfield a “Whiskey In The Jar”. Era ya la hora de los bises, y de una de las canciones más festivas de todo el repertorio de Metallica, la tradicional canción irlandesa a la cual llegaron a través de Thin Lizzy. “Orion”, la instrumental de 8 minutos incluida en “Muster Of Puppets” (con el recuerdo de Cliff Burton) fue el voto del día del público, a través de mensajes de texto (le ganó por escándalo a “Blackened” y “Wherever I May Roam”), mientras que el final llegó con “Seek & Destroy” y la lluvia de globos negros con el logo en blanco de la banda, como decoración en la espectacularidad de los shows de estadios. Así Metallica había dado un show enérgico y plagado de clásicos, que también sirvió como respuesta a la pregunta de Hetfield, para comprobar que en su banda, hasta el último minuto, siempre se puede ir un poco más allá.

Lista de temas de Metallica en Estadio Ciudad de La Plata (29/03/2014)

Battery
Master Of Puppets
Welcome Home (Sanitarium)
Ride The Lightning
The Unforgiven
Lords Of Summer
Fuel
Sad But True
Fade To Black
…And Justice For All
One
For Whom The Bell Tolls
Creeping Death
Nothing Else Matters
Enter Sandman

Bises

Whiskey In The Jar
Orion
Seek & Destroy

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo