Registrarme
Entrevistas | Vie, 14 de Oct de 2016

Las antenas bien puestas de Estelares

 

"Las antenas refiere a la idea de no quedarse solo, el abismo que genera perder el contacto. Después de muchos años de oficio las canciones han funcionado como antenas en nuestro devenir. Han sido nuestro faro y también el lugar donde pude volcar mi fragilidad respecto de una relación algo patológica con la soledad. Las antenas como instrumento de salvataje. Las antenas como guía y como bálsamo". Las palabras de Manuel Moretti ilustran la contratapa del libro que acompaña al nuevo CD de Estelares. Son esos mensajes que no aparecen en ninguna plataforma de streaming ni de música digital, que solo pueden disfrutar aquellos que siguen apostando al formato físico.

Estelares publicó hace unos meses un puñado de nuevas canciones y, en una banda que hace gala de ellas, no es una noticia menor. “Las antenas” es, cuatro años después, el sucesor de “El costado izquierdo”. El grupo platense lo viene a presentar este sábado 15 en el Teatro Vorterix, será la primera vez que presenten en calle Salta y Cafferata, después de que hayan dado su segundo show en el Teatro El Circulo, en junio pasado. "Esas mágicas canciones son como antenas", confirma la poesía de Manuel Moretti en el tema homónimo del disco, el primero de los quince tracks que se extienden por algo más de una hora, y que tienen a ese hit instantáneo "Es el amor" como caballito de batalla, una marca registrada del mejor pop rock estelar.

En la previa del show, el guitarrista Víctor Bertamoni, mano derecha de Moretti y gran responsable del sonido del grupo, atendió el llamado de RosarioRock.com para charlar principalmente sobre este nuevo disco. Ante todo, Torio nos dio su propia visión o lectura del título, lo que le sugiere el nombre “Las antenas”, elegido por Moretti. Comparto con lo que escribe Manuel, nos agarramos de las canciones con la idea de no perder frecuencia, no perder onda, de estar siempre atentos, primero a nosotros mismos, cómo estamos tocando o componiendo, y segundo, a cómo lo están recibiendo quienes nos escuchan. Hay un emisor y un receptor, tiene mucho de antena, es una frecuencia que transmite el músico, los Estelares a sus posibles oyentes. La idea es estar atento a eso, ser siempre bien receptivos para no perder ese contacto con la realidad artística o general. Los demás músicos de Estelares confiamos en Manuel, en lo intuitivo, en guiarse por lo que uno percibe, con la sensibilidad a flor de piel, a veces es perjudicial para nuestro sistema nervioso, pero es la vida que elegimos, por eso estamos dentro del arte.”

Es estar con las antenas puestas, como dice el dicho…
Más allá de este título, es algo que Manuel siempre dice, que tiene antenas y que percibe cosas. Siempre lo ha expresado, se lo he escuchado decir, "mi antena me dice esto, mi intuición de lo que percibo". Cuando nos propuso el título nos encantó.

Así como la banda descansa y confía en lo que Manuel Moretti tiene para dar como letrista o poeta, en el plano musical quizás sea Bertamoni quién lleve la batuta y proponga cosas. Ante la pregunta de si los dos se complementan con sus roles, el guitarrista explicó queManuel es el motor generador de canciones y de direcciones artísticas o poéticas, y después nosotros somos el motor más musical como banda, de arreglos, de darle vuelta las canciones. Todos descansamos un poco en todos. Pablo en el bajo también tiene muchísimas ideas conceptuales. Eduardo Minervino (pianista) y Guillermo Harrington (guitarrista) tienen un criterio muy experimental y son unos músicos increíbles que también suman, entre todos hacemos un ida y vuelta. Así le damos forma a Estelares, por lo menos en este disco fue así. El disco anterior lo trabajamos en mi estudio en casa y fue más de laboratorio. Este fue más de sala de ensayo, se trasladó al estudio tal cual y se grabó así, sin demasiadas posproducción ni sobre grabación. Tiene la química de lo que es la banda actual.”

Después de varios discos con un sonido estable, en el cual se sienten cómodos, la banda parece ir a velocidad crucero. ¿Cómo hacen para evitar repetirse? ¿Cómo buscan innovar?
No es algo que planeamos mucho, pero el paso del tiempo y los diferentes momentos te van haciendo hacer diferentes discos. Creo que no hemos repetido discos, siempre tuvieron una vuelta nueva, el momento nunca es el mismo. Ahora estuvimos los seis en la sala de ensayo, en el anterior no teníamos baterista, vino Fernando Samalea a grabar, pero con las canciones ya armadas. Por ahí tratamos de elevar la vara, y exigirnos si venimos de hacer tal canción, estar a la altura. Pero sentimos que nos da algo nuevo, incluso para Juanchi, él dice que es nuestro mejor disco.

¿Cómo fue volver a trabajar nuevamente con Juanchi Baleirón en la producción?
Me viene a la mente otra vez lo de las antenas. Cuando grabamos “Extraño lugar” en el ´96, ya pensábamos en Juanchi como alguien que admirábamos, cancionero, criterioso para elegir canciones, y fue todo lo que después terminó sucediendo. En ese momento estaba todo muy verde y era un sueño. Años después logramos contactarlo a través de Gabriel Carámbula, a quien encontramos en un show de Calamaro y nos dijo "a ustedes los tendrían que producir Juanchi, yo te doy el número de teléfono, llamalo de parte mía." Ahí comenzó una relación que siempre habíamos querido, una relación de laburo y amistad. Juanchi es casi un Estelar más. En “El costado izquierdo” no estuvo por cuestiones de agenda, así que lo hicimos nosotros.

Juanchi es cancionero, es experimental, le gusta volar y hacer no solamente lo comercial que suena en radio, sino que se copa con otras cosas, por más deliradas que sean. En "Mañana", por ejemplo, que tiene una forma rara, es un tanto oscura y cero radiable, él igualmente nos alentó, nos dijo que le gustaba porque era deforme y no tenía que ver con nada. Tiene un criterio muy bueno con las canciones, y Manuel confía mucho en él cuando elige el repertorio. Esa canción es del año ´91, cuando teníamos cero conciencia de cómo armar una canción estándar, de cómo trabaja un compositor profesional, en ese momento éramos totalmente anárquicos, no teníamos mucho método ni criterio.

Bertamoni se refiere a una canción del grupo Peregrinos, que compartía con Moretti antes de que formen Estelares. En el disco, además, hay temas como "Compro flores" que son viejas composiciones de Moretti incluidas en “La mañana del aviador”, su disco solista de 2002, del mismo que habían rescatado "Aire", "Tanta gente" o "Julia" para discos anteriores. Una práctica habitual de la banda, la de componer temas nuevos y recuperar temas viejos. El guitarrista contó cómo se fue armando el repertorio de “Las Antenas”.Empezamos a mitad del año pasado con canciones nuevas, y estas viejas, para empezar a darle forma. Después en el verano aparecieron las más nuevas, como "Es el amor", "Alas rotas", y la canción de Pali, "Usted", que es bastante reciente. El instrumental, "Pueblo nuevo", es un tema mío, que lo debatimos y a todos nos pareció bien. En un momento pensamos en que Manuel haga una letra, pero al final la dejamos así. El disco se fue armando con diferentes cosas, de distintos tiempos. Se logró una homogeneidad con la banda, una versatilidad en la sala, con los músicos tratando de interpretar la esencia de cada canción.”

Para ampliar el concepto, Bertamoni ahondó en la relación actual que tiene con su instrumento. “Hago muchos demos instrumentales que después Manuel toma, así fue por ejemplo "Que será" de “Sistema nervioso central” o cuando hicimos "El aguijón" de Los Cadillacs. Fue llevar una música, una textura de arpegios, a esa canción, yo aporto ese bagaje musical que tengo de varios demos instrumentales. Últimamente estoy más enfocado en el rol de guitarrista, en otro momento buscaba hacer canciones, y la guitarra era el instrumento para hacerlas. Pero hace unos años que me gusta la guitarra por sí sola, y creo que eso quedó plasmado.”

"Quién no se ha besado en Mardel" es una especie de continuación de "Mar del Plata" de “Amantes suicidas” (1988)…
Sí, es una continuación, y además Manuel es de nombrar lugares geográficos, tenemos varias canciones así. En este disco también está "Una noche en San Juan", que describe una situación y la cierra con que es en San Juan. Forma parte de su estilo poético, lo baja a la tierra, se ubica geográficamente. Además Mar del Plata le parece un ícono de la clase media argentina, ¿Quién no fue alguna vez a Mar del Plata? Todo el mundo tiene en su pasado un viaje ahí, es muy difícil que no conozcas ese lugar. Le parecía simpática la frase, la canción la buscó en unos casetes viejísimos que tenía, ni se acordaba que estaba, y la rescató.

Nos deben una canción a Rosario...
Hay una canción dando vueltas que nombra a Rosario, que nunca entró en un disco, pero está por ahí, le tenemos que dar forma. Rosario o Córdoba son ciudades importantes para nosotros. Tenemos gente muy querida, como Fito o Coki, siempre vamos a comer boga al río, a la bajada España, y también nos gustaba ir a la sandwichería Monreal, también he ido con mi familia a pasear, tiene muchos lugares que nos gustan.

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo