Registrarme
Shows | Lun, 8 de May de 2017

La Naranja Mecánica de Ciro

 Sábado 6 de mayo - Metropolitano

El naranja y el negro son los colores del nuevo concepto de Andrés Ciro, la idea pasa por ahí. “Naranja Persa” es el tercer disco que el ex líder de Los Piojos editó junto a Los Persas en septiembre del año pasado. Mejor dicho, publicó sólo la primera parte, ya que el sucesor de “27” fue pensado como un disco doble, que se completará a mediados de este año. En su vuelta a Metropolitano, lugar donde había dado su primer show hace casi un año, en mayo pasado, la novedad fue la presentación oficial de estos nueve temas en la ciudad. Lo que no es nuevo, afortunadamente, es que Ciro dio otro show larga duración, de casi tres horas, como nos tiene acostumbrados.

El naranja y el negro son los colores que Andrés Ciro viene usando para presentarse en el escenario. Cinco minutos pasadas las diez de la noche, y después del set de los locales Chicosvaca, Ciro irrumpió en escena con camisa naranja, traje, moño y sombrero negros (sombreros negros para el resto de Los Persas también). Con un guiño literario/cinematográfico a “La naranja mecánica”, su banda, Los Persas, son la otra naranja mecánica, una especie de Holanda del ´74, que está consolidada desde hace rato y despliega el rocanrol total. "Similar" fue la canción elegida para abrir el show, con el video del tema en las pantallas gigantes. "Estás buscando un corazón que lata igual", rezaba la letra, en un grito multiplicado en cientos de remeras, de un viejo tema que ya era parte del repertorio de Ciro (lo había tocado alguna vez en Rosario, inclusive antes de lanzar 27) y que hoy es uno de los caballitos de batalla del disco nuevo.

En "Banda de garage" ya comenzó a agigantar su figura de frontman, con toda la atracción que genera, usando su armónica marca registrada, arma fundamental de sus performances en vivo. Con la misma llevó a "Taxi voy", primer tema de Los Piojos en la noche. Esta trilogía de arranque de show fue una muestra de las tres patas en las que se apoyó el repertorio, la presentación de las nuevas canciones -serían seis de nueve-, el repaso de los dos discos solistas anteriores y el rescate emotivo de los clásicos piojosos.

Con "Me gusta" llegó la presentación de Chuky De Ípola (tecladista en la última parte de Los Piojos y en la primera de Los Persas) como reemplazante de Nicolás Raffeta, que fue baja por un problema en un tendón, y más tarde la seguidilla de "Barón rojo" y "Caminando" demostró el poderío de Los Persas. Si hay algo que no se le puede discutir a esta banda es la potencia, aceitada después de estos últimos años juntos, y aumentada por el trío de coristas y de vientos. Después llegó la calma, cuando desempolvó himnos piojosos como "Todo Pasa" y más tarde "Tan Solo", conmovedores, sobre todo para el público que está pisando los 40 y disfrutó de los tiempos del grupo de El Palomar.

"El tiempo enseña a nuestro andar" es lo primero que se escucha en "Luz", la segunda de las nueve canciones de “Naranja Persa”. La canción brilla con sus climas in crescendo, y es una de nuevas letras que, teñidas de madurez, hablan del paso del tiempo, de las nuevas experiencias de un hombre que ya tuvo tres hijos y está a punto de cumplir los 50 años (aunque  no tocó la melancólica "Hoy te vas", dedicada a una de sus hijas). Pasó "Amor prohibido", quizás el rock más crudo, que abre el CD, y "a ver si conocen esta canción", desafió Ciro antes de "Ruleta". Además, se mezcló con el público en "Mírenla", y más tarde rescató "Manise" de “Ay ay ay”. En "Servidor" se lució el bajista Broder Bastos, que tuvo que tocar sentado por un problema en la espalda. Igualmente Ciro tuvo tiempo de cantarle, en portugués, el feliz cumpleaños.

Implícitamente, todos (Ciro, Persas y público) saben que la noche es larga, que estos shows vienen promediando las tres horas de duración. En el primer amago con dejar el escenario, con su eterno latiguillo "el último tema de la noche", la banda se fue y volvió para "Verano del ´92", que le ganó la votación a "Luz de marfil". "Atún" fue otra de las nuevas, en donde juega el rol de sometido de su pareja, y más tarde "Juira!" desplegó el mejor funk, con la remera de la canción, parte del merchandising oficial que trajo a Metropolitano, en otro de sus tantos cambios de vestuario. Los vientos fueron fundamentales, en un combo que se completó con Juan Gigena Ábalos y Rodrigo Pérez en guitarras, y Lulo Isod en batería.

Si en Metropolitano ya había un ambiente caliente, el delirio llegó cuando Ciro detonó "El farolito", lo enganchó con "El balneario de los doctores crotos", y más tarde con "Muévelo", mientras presentaba a la banda y jugaba con ese "give it back my toaster" ("devolveme la tostadora"), que fue la única referencia -casi oculta-, al robo que sufrió la semana pasada en su casa de Ciudad Jardín (finalmente le regalaron otra en Rosario, según posteó en su cuenta de Twitter). En la recta final "Astros", que arrancó en falso un par de veces, y "Cruel", con un fugaz guiño a "T.V. Eye" de The Stooges incluido, fueron las últimas antes del cierre con "Noche de hoy", con la costumbre piojosa de nombrar a todas las banderas y sus procedencias. "Que dure la noche, con vos estoy" cantaba Ciro, que por casi tres horas sí estuvo con nosotros, y encontró corazones que latieron igual.

La lista de temas de Andrés Ciro en Metropolitano (06/05/2017)

Similar
Banda De Garage
Taxi Voy
Me Gusta
Todo Pasa
Barón Rojo
Caminando
Tan Solo
Luz
Medley Instrumental
Amor Prohibido
Ruleta
Mírenla
La Rosa
Manise
Antes Y Después
Servidor

Bises

Verano Del ´92
Atún
Pacífico
Ciudad Animal
Juira!
El Farolito - El Balneario De Los Doctores Crotos - Muévelo
Astros
Cruel
Noche De Hoy

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
Fotos por:
Cecilia Córdoba
Mujer, 31 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo