Registrarme
Shows | Mar, 15 de Mar de 2016

Iron Maiden en Córdoba: Santificado sea su nombre


Fotos: Gentileza Télam

El esperado fin de semana había comenzado extraño. El día anterior al domingo 13 de marzo, fecha del primero de los dos shows que Iron Maiden iba a dar en Argentina, la única (buena) noticia debería haber sido la del cumpleaños número 60 de Steve Harris, fundador del grupo. Pero el desperfecto que el Ed Force One sufrió en el aeropuerto de Santiago de Chile (punto anterior de la gira) puso en duda, al menos por unas horas, la realización del concierto. La banda rápidamente llevó calma a los fans locales, y la seguridad de que iban a estar en el remodelado estadio Mario Kempes para cumplir con la fecha, aunque sin el ritual del avión propio aterrizando en el país piloteado por Bruce Dickinson. En su décima visita a Argentina, el del domingo fue el primer show de la Doncella de Hierro en el interior del país, al cual le sigue el de este martes 15 en el estadio de Vélez, en Capital Federal.

Como bandas invitadas se presentaron primero los locales de Pésame y después los números internacionales. The Raven Age es una banda de metal melódico de Londres que tiene a George Harris, hijo de Steve, como guitarrista. Apadrinados por Maiden, es la primera vez que están en el país, y ya tienen un EP lanzado en 2014. Anthrax sí pertenece a las grandes ligas, ya que es nada menos que uno de los cuatro integrantes del Big Four del Thrash. En su segunda excursión cordobesa (habían participado del Cosquín Rock 2012) la banda liderada por el guitarrista Scott Ian mostró algo de su último disco “For all kings”, editado el mes pasado. Si el disco anterior “Worship music” había significado la vuelta del cantante Joey Belladonna, este último consolidó a Jonathan Donais en guitarra, en lugar de Rob Caggiano. Los estadounidenses dieron un set demoledor de cincuenta minutos.

Las últimas presentaciones de Iron Maiden en el país habían sido para presentar “The final frontier” en 2011 en Vélez, y para repasar “Seventh son of a seventh son” en 2013 en River. En la primera vez que salían de Buenos Aires, la excusa fue la presentación de “The book of souls”, disco de estudios número 16 de la Doncella, el primero doble y el de mayor duración (superando al mismo “The final frontier”), y que además sale después del cáncer de garganta que sufriera Bruce Dickinson, y de su posterior recuperación.

A las nueve de la noche puntual se apagaron las luces y empezó a sonar "Doctor doctor" de UFO, introducción habitual de sus shows. Las imágenes animadas del video del Eddie y el Ed Force One, símbolos y parte de la identidad de Iron Maiden, fueron la intro para que Bruce Dickinson aparezca solo en escena para empezar a deleitar con ese "here´s the soul of a man" (“aquí está el alma de un hombre"), tal cual empieza "If eternity should fail", primer tema de “The book of souls”, y con el que vienen abriendo los shows de esta gira. Dickinson vino precisamente a dejar el alma, con la garganta que lo tuvo a maltraer el año pasado, pero el tratamiento parece no haberle pasado factura a la voz del cantante, que lució como siempre, además de usar su eterno latiguillo "Scream for me Córdoba" desde el primer minuto.

Sobre una escenografía Maya, que recrea el arte de tapa del disco, el segundo estallido fue con "Speed of light" que, al igual que la canción anterior, fue compuesta por Dickinson, en un disco que tiene una mayor participación compositiva del cantante. "Children of the damned", con la guitarra acústica de Adrian Smith en las estrofas, fue la primera del viejo catálogo de Maiden, pero rápidamente volvieron a lo nuevo con "Una triste historia, sobre un hombre divertido", tal cual presentó Dickinson "Tears of a clown", la canción que le dedicaron a Robin Williams.


En una primera parte que estuvo marcada por la presentación de “The book of souls”, la intro de bajo de Steve Harris le dio lugar a la cabalgata épica de "The red and the black", con el clima festivo que da el ganchero "uoohh uoohh", en una canción que tiene todos los ingredientes de Maiden y es la única firmada solamente por el bajista para este disco. El nuevo trabajo mostró colaboraciones no solamente de Dickinson sino también de los demás guitarristas. Un trío, con Dave Murray y Janick Gers además de Smith, que se complementa en el rol de primera guitarra y donde la suma de las partes da un resultado demoledor, marca registrada de esta última etapa de Maiden. La banda se completa con Nicko McBrain en batería.

"The trooper" trae siempre la bandera inglesa y chaqueta roja de Dickinson (que había comenzado el show de pantalón beige y buzo negro), además del Eddie en el telón de fondo también flameando la Union Jack. Lo escénico no es un detalle menor, y la banda comenzó así a jugar con diferentes telones para cada tema. Dickinson apareció enmascarado para "Powerslave" y presentó como "una canción sobre las civilizaciones" a "The book of souls", que tuvo el ingreso triunfal de Eddie, para que Dickinson le arranque el corazón. La soga al cuello del cantante para "Hallowed be thy name", himno de la banda que no habían tocado en su anterior show en el país, la siempre coreada "Fear of the dark" y el tema fundacional "Iron Maiden" marcaron una recta final de puro clásico.

Para los bises la banda se guardó "The number of the beast", la dedicatoria a toda la familia Maiden con "Blood brothers" y el final con "Wasted years", para que suene la tradicional “Always look on the bright side of life” que usan para cerrar sus shows. Con quince temas en casi dos horas de heavy metal, Iron Maiden vino a presentar un trabajo que acentúa su búsqueda con canciones de mayor duración y climas más profundos, aunque algunas de esas canciones no lleguen al vivo (como es el caso de “Empire of the clouds, de 18 minutos). Lo meritorio no es solamente esa búsqueda por superarse, sino que además editaron un disco que se encuentra a la altura y que no tiene nada que envidiarle a sus clásicos, y que nos hace dar cuenta de que Iron Maiden todavía sigue viviendo los años dorados.

La lista de temas de Iron Maiden en Estadio Mario Kempes (13/03/2016)

If Eternity Should Fail
Speed Of Light
Children Of The Damned
Tears Of A Clown
The Red And The Black
The Trooper
Powerslave
Death Or Glory
The Book Of Souls
Hallowed Be Thy Name
Fear Of The Dark
Iron Maiden

Bises

The Number Of The Beast
Blood Brothers
Wasted Years



Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo