Registrarme
Shows | Vie, 26 de Oct de 2007

30 Seconds To Mars Fugaz pero intenso


Fecha: 24 de octubre de 2007 – Estadio Pepsi Music, Buenos Aires

La banda estadounidense 30 Seconds To Mars, formada en 1998 en Los Angeles, California, y liderada por el conocido actor Jared Leto (Réquiem for a dream), se presentó la noche del 24 de octubre, ante unas 4.000 personas que se dieron cita en el Estadio Pepsi Music, de Buenos Aires.
Chicos vestidos de negro, pelos de colores, tachas, piercings, tattoos; una estética generalizada, y conocida hoy como “Emo”, dominaba el barrio Nuñez el miércoles pasado.
Alrededor de las 16, la avenida Libertador se empezó a poblar de pre-adolescentes (acompañados, la gran mayoría, por sus padres), que esperaban histéricos que llegue alguna traffic con los músicos o que abran las puertas del lugar.
Luego de unas horas bajo el sol, soportando un agobiante calor, a eso de las 20 la cola comenzó a avanzar. Cacheo rápido, y adentro; para ocupar lugar en un estadio que comenzaba a llenarse –aunque nunca se completó la capacidad– de chicas ansiosas que no paraban de gritar, por ver a Jared. De fondo, un escenario con una bandera (que lo cubría todo), de estética oriental, como viene trabajando la banda últimamente, donde se ve claramente en su más reciente video “From yesterday”, que era lo que se podía ver durante un largo rato, hasta que la banda apareció en escena.
Con un estadio con plateas agotadas, un campo que dejaba ver unos pequeños espacios vacíos, y una hora de atraso, finalmente las luces se apagaron, el escenario se iluminó de azul y, acompañada de una gran nube de humo y música de presentación, el grupo, camuflado, apareció para delirio de los presentes.
El show fue muy enérgico. Los músicos no pararon de correr y saltar por todo el escenario en todo momento. El vocalista y líder se movía constantemente, sin alterar su voz en ninguna de sus canciones. A los minutos de comenzar el show, con toda la adrenalina encima, el frontman comenzó a trepar por una columna mientras cantaba.
Hicieron una recorrida por su segundo y más reciente álbum, A beautiful lie (2005), dejando con las ganas a más de uno de escuchar en vivo su primer trabajo homónimo del 2002.

A pesar de sus simples y similares acordes, sonaron a la perfección y dieron un show poderos; los integrantes Jared Leto, su hermano Shannon, Tim Kellehe y Tomo Milicevic aportaron lo máximo, mostrándose muy agradecidos y felices de estar en nuestro país.
Leto no dejó de interactuar con el público en ningún instante. Se encargó de hacer cantar, gritar, saltar hasta al más inocente, y prometió volver en unos meses a nuestro país, una y otra vez. Entre distintos comentarios, incitó a hacer algo por el mundo, habló de una revolución y dio paso a “R-Evolve”, cuya letra habla justamente de eso. También se tomó si tiempo para hablar de las elecciones presidenciales: aconsejó informarse, y manifestó su deseo de que se cumplan los sueños del país. Verborrágico Jared…
Finalizando su presentación, de poco más de una hora, el cierre llegó con “A modern myth”, cuya frase final es “tonight's the last, so say goodbye”. Tal vez todos se quedaron esperando que no feuse el último tema, pero Shannon Leto decidió romper su batería en clara muestra de que el breve show había terminado.
El público se mostró satisfecho, pero hay que decir que la mayoría de los presentes eran chicas que fueron a ver al actor. A cada movimiento o gestos que éste realizara, le seguía una ola de gritos insoportables que no dejaban escuchar nada más.
Resumiendo, un estilo que está de moda, una banda del momento, un show con actitud rockera, hizo de ese día la noche favorita de muchos, o una noche más para aquellos que pueden darse el lujo de disfrutar de estas visitas internacionales.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo