Registrarme
Noticias | Mar, 1 de Nov de 2016

Es sólo rocanrol (pero nos gusta)

El título de esta nota puede leerse del modo que más le guste a quienquiera que le haya dado click para entrar a ver qué decía. Es que es verdad, parece simple, casi costumbrista, poco creativo y hasta podría someterse a un juicio de plagio si se busca en Google qué se pudo haber dicho acerca de un show de una banda de rock and roll. Pero no deja de ser cierto. Y tampoco está mal leerlo así, en el más puro castellano que admita la traducción del género, porque refleja eso.

Entre las caras de quienes se arrimaron el viernes pasado a Club Brown muchas repetían el ritual previo, ese que pensaron que sería el único en este 2016, allá por fines de abril. Remeras de la banda, cantos efusivos y alguno que otro maquillado haciendo alusión al eterno archirrival del hombre murciélago. El contexto era ideal, todo listo para vivir una gran noche de rock.

Poco después de las 22, M Clan descargó sus canciones de rock español para ir entrando en clima lentamente. La personalidad del frontman Carlos Tarque y la furia de la telecaster de Prisco Priscus fueron levantando hasta al más distraído de todos los presentes. Encima, Facundo Soto anticipó su presencia en las tablas y compartió la letra de “Basta de blues”, dejando en claro la hermandad musical que existe entre las bandas.

Ajustadísimo set de la banda española, sostenido en la solvencia de un sonido sólido y enérgico que pasó, entre otros, por “Pasos de equilibrista”, “Calle sin luz”, “Maggie despierta” (gran versión del clásico de Rod Stewart, en nuestro idioma) y “Concierto Salvaje”, que cerró su show, tras más de un año sin tocar en vivo, con gran aceptación del público que los aplaudió hasta pasado un buen rato el último de sus acordes. Pero claro, lo que todos estaban esperando llegaría después.

Cuando “Necesito” hizo de su riff un potente saludo de presentación, la gente comenzó a disfrutar lo que se palpaba en el aire del lugar: la necesidad de más rock. El público desató su grito contenido y acompañaron con fuerza a la voz de Facundo Soto mientras cantaba “Pobre tipo”, “Ya estoy subiendo”, “Todavía”, “Down” y “Lady Mary”, por citar algunas de las grandes canciones de la banda.

En la discografía de Guasones hay una cantidad increíble de hits. De esos que suenan en la cabeza de quien los escucha una vez y ya incorpora inconscientemente la melodía pegadiza que tienen. Es por eso quizás que cada una de sus composiciones tiene ese condimento extra que pocos pueden conseguir: la combinación justa de buenas armonías y letras sumamente efectivas que cuentan historias simples, con las que más de uno se siente identificado.

En las palabras que salen de Soto, se vive el rock con todo lo que lo integra. “Flores negras”, “Como un lobo” e “Infierno blanco” fueron parte de esas historias que sonaron en vivo, aunque uno de los puntos más altos del show fue cuando Tarque sumó su voz a “Tan distintos”, en armonía con lo que se vivió un rato antes cuando compartieron el escenario que los volvió a juntar.

Sobre el final, pisando las dos horas de música en vivo, “Reyes de la noche”, “Gracias” y “Dame” fue la trilogía perfecta para culminar con una noche llena de rock, que no sólo se basa en acordes de quintas y el clásico I, IV, V que lo caracteriza. Guasones es más que eso, son las influencias hecha piel pero con la carga emocional de un sinnúmero de vivencias que terminan plasmándose en melodías distintivas y que los diferencia del resto.

Hoy por hoy, son referentes innegables del género y ante la actual escasez de creatividad, los de La Plata son quienes cargan con el estandarte del rocanrol en esta parte del planeta. Es que siempre habrá lugar para un estilo musical que es único e inigualable, que perdurará por siempre y que, más allá de tecnicismos que se adaptan a una región, puede ser rock and roll, rocanrol o como prefieran decirle, pero lo que está más que claro es que nunca va a dejar de gustar(nos).

Por Pablo Alfonso
Fotos: Gentileza de All Press.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo