Registrarme
Entrevistas | Vie, 1 de May de 2015

El líder del Cuarteto de Nos sin restricciones

La misma verborragia que Roberto Musso muestra en sus canciones, también la tiene a la hora de someterse a una entrevista telefónica. Cada pregunta funciona como un disparador para que el líder del Cuarteto de Nos comience a responder sin ningún tipo de restricciones. Musso despide palabras a buen ritmo, pero eso no quiere decir que antes no las haya pensado o que no sean coherentes. Por lo menos así lo hizo durante los más de veinte minutos que charló con RosarioRock.com. Ante una nueva visita de la banda a Rosario para presentar disco nuevo, y también ante la oportunidad de repasar la historia del grupo o la suya personal, el cuestionario, puede decirse, era amplio. 

"Habla tu espejo" es el sucesor de "Porfiado" y fue publicado en octubre de 2014. El nuevo disco tiene diez canciones, todas propiedad de Musso a excepción de "Whisky en Uruguay", la adaptación charrúa de la tradicional canción irlandesa "Whiskey in the Jar" (también conocida por la versión de Metallica) a cargo de Santiago Tavella. La gira presentación comenzó en su Montevideo natal y tuvo la semana pasada la prueba de fuego en el Luna Park, antes de llegar a nuestra ciudad el jueves 30 de abril en Club Brown. 

El Cuarteto De Nos tiene más de 30 años de carrera y más de una decena de discos editados, pero sin embargo muchos creen que comenzaron su carrera en 2006 con “Raro”, el trabajo que de la mano del hit "Yendo a la casa de Damián" les permitió trascender las fronteras uruguayas. De estos casi 10 años de éxito en Argentina, Roberto Musso reflexionó sobre el lugar que ocupa Rosario. "Siempre digo que Rosario, Córdoba y algunos lugares afuera de Buenos Aires fueron testigos del crecimiento de la banda. Las primeras veces íbamos a lugares chicos, después a lugares un poco más grandes y ahora a Club Brown, que fuimos la última vez y es el lugar ideal, puede ir todo el público que congregamos, mucha familia más allá del ámbito de rock, los chicos pueden ir a disfrutar con sus padres. Además hay canciones como más teatralizadas, y está buenísimo que se ve bien de todos lados, y la puesta en escena se desarrolla muy cómodamente". 

"Habla tu espejo" marca un quiebre en lo musical, una nueva dirección después de la trilogía de "Raro", "Bipolar" y "Porfiado", y tiene un sonido más pop. Roberto Musso coincide, pero aclara, "Fue una búsqueda premeditada hacer un disco diferente, pero eso no significa que la banda haya tomado un nuevo rumbo. Hoy en día nosotros los músicos estamos viviendo de los shows en vivo, porque los discos se venden muy poco, entonces el disco es un poco el modo que tenemos para mostrarles las canciones nuevas a la gente. Si sacaras una foto, una instantánea de lo que la banda es hoy en 2015 te diría que es el show en vivo más que el disco en sí mismo". 

"Obviamente que en el disco hay un concepto, es reunir las canciones para que formen una obra conceptual, y que las canciones quedan, pero la idea es incorporarlas al setlist. Lo veo más así, de componer canciones desde otra óptica, desde un ángulo diferente, un poco más referencial, más reflexivas, y con un tratamiento de sonido diferente, pero siempre con la idea de incorporarlas al show en vivo. Ese era el objetivo que teníamos para cumplir. Nosotros tenemos un repertorio con canciones de distintos estilos, y el público no va a escuchar una canción que conozca en particular, por suerte le gustan canciones diferentes, así que en ese sentido vamos para otro lado y estamos viendo lo que se logró". 

Las letras del nuevo disco son más personales, algo que se dio por circunstancias familiares que rodean a Musso, que por un lado se encuentra disfrutando de su hija y por el otro atento a la enfermedad de su madre. Así compuso "No llora" para Federica y también "21 de septiembre" para su mamá que sufre Mal de Alzheimer, titulando la canción con el día internacional de esa enfermedad. "Cuando teníamos decidido de hacer algo diferente, teníamos la teoría, pero no tenía muy claro desde donde agarrarme para escribir letras que se fueran un poco del eje de los tres discos anteriores. Justo en el momento en que empecé a escribir las canciones, hace dos años, me estaba pasando eso, acontecimientos bastante fuertes en mi vida personal, como el nacimiento de mi hija o la enfermedad de mi mamá". 

"Casi sin quererlo, la vida me está poniendo esto acá adelante de los ojos, entonces porqué no darle una oportunidad de explorar, de escribir, desde la víscera misma a ver qué pasa con eso. Lo hice primero como un experimento, que no sabía realmente a que puerto iba a llegar, y después esas canciones se las mostré a los demás, sin decirles nada, y tanto en el resto del grupo y en el productor fueron las que más llamaron la atención. Ahí me dije "parece que algo tienen estas canciones", ya que llegaron a una veta emocional que quizás con otras canciones no llegaba tanto".

¿Significan una carga emotiva extra a la hora de cantarlas en vivo? 
Todo el proceso de ir mostrándole la canción a otra gente ya pasó. Pero cuando canté por primera vez "21 de septiembre", justo el estreno en Montevideo y ante más de diez mil personas, yo solo con el piano... te da un poquito de adrenalina extra, pero fue un momento increíble. El show pasa por muchísimos momentos, de emoción, de rockear, de bajar la pelota al piso, pero sin perder la energía. Fue un momento mágico. 

Ya tienen dos videos del nuevo disco rotando, el de "No llora" con tu hija y el de "Roberto", el tema que lleva tu nombre y en donde se te ve recorriendo Nueva York, ¿Cómo manejan todo el aspecto visual? 

Le prestamos mucha atención a la parte visual, en los shows que estamos haciendo ahora, con puesta en escena de las pantallas, con imágenes que acompañan las canciones, y en los videos nos pasa lo mismo, nos involucramos como podemos. Tenemos un grupo de directores amigos de la banda, en Uruguay hay muy buenos grupos humanos en ese aspecto. 

A veces parece que una canción del Cuarteto, con la información y la letra que tiene, el clip se hace fácil, pero es totalmente lo contrario. Se les complica muchísimo al director o al guionista poder guionar una idea particular de video,  porque cuando escribo las canciones lo hago pensando en que tenga más de una posibilidad de interpretación, que la historia no tenga una sola posibilidad, más allá de que un video te pueda cancelar todos esos caminos. 

El video de Nueva York es un poco más light que la nena sola en la casa, que deja un poco abierta la pregunta ¿Qué pasa con esa nena? ¿Por qué está sola?. El de "Roberto" lo hicimos con Martín Sastre, un director amigo, y nos gustó la idea de que fuera algo más dentro de mi cabeza, y yo en un mundo que está pasando al revés paralelo. Quedamos muy copados.

Tenés un forma particular de cantar las canciones, de hablarlas o hasta de rapearlas más que cantarlas, y también escribís letras interminables, ¿Cómo fuiste desarrollando este estilo?
Sí, hay un sello de ese tipo de canciones. Desde "Raro" en adelante tenía unas ideas de letras que me gustaba el producto final, que tenían mucho para decir, pero que el formato de canción pop tradicional me obligaba a tener que recortarle letra y juegos de palabras que me parecían súper interesantes. Así fue como surgieron, eran canciones que me parecían muy raras al principio, y que no sabía qué futuro "comercial" podían llegar a tener. Me parecían muy buenas artísticamente, pero no sabía si eran adecuadas dentro del ámbito de canción radiable. 

Nos sorprendió a nosotros mismos, las primeras reacciones de "Yendo a la casa de Damián" o "Ya no sé que hacer conmigo", que eran canciones con letras complejas y muchísimos juegos de palabras. Me gustó experimentarlo por ese lado, por ese formato de canción. Pueden ser muy atractivas al oído pero también te va dejando como si estuvieras leyendo un libro, una novela. 

Uno escucha tus letras largas e imagina que podría haber algo más que canciones, ¿Escribís cosas por fuera de la banda, que no necesitan música o que te gustaría publicarlas en un libro? ¿Qué conexión tenés con la literatura?En realidad yo lo que hago son canciones, nunca me planteé algo por fuera del formato canción, ni siquiera he hecho letras solas, generalmente voy haciendo la letra junto con la música. La literatura me ha encantado desde muy chico, leo desde que tenía 11 o 12 años, me comía la biblioteca de mi papá, que era muy fanático de la ciencia ficción más científica, de Asimov, Lovecraft. En otra etapa de mi vida me gustó también la literatura latinoamericana de Cortázar, Borges, García Márquez... leí muchísimo. Ahora lo que estoy haciendo me aboca mucho tiempo y leo menos de lo que me gustaría, pero siempre lo consideré como un aporte increíble en lo que es ponerme a escribir letras de canciones, aprendí muchísimo.

 Si además tenés un pasado relacionado a la ingeniería, ¿Cómo se explican o combinan todas tus actividades? ¿Cómo te definís?
Con El Cuarteto nos conocimos y comenzamos desde muy jóvenes y la banda era como un hobby, todo muy amateur. Nos conocimos en la secundaria y después empezamos la facultad. Yo hice ingeniería y Santi Tavella con mi hermano Ricky arquitectura, nuestro primer público fue el universitario. La ingeniería siempre me gustó mucho, la matemática, la lógica...

Pudimos llevar las dos cosas simultáneamente por muchísimos años, y cuando la banda se hizo más masiva, a fines de los ´90, fue cuando sí empezamos a tener más interferencias con nuestras carreras, pero de un tiempo a esta parte, nuestro pasaporte dice músico, no ingeniero o arquitecto (risas). Me recibí un poco antes de "Otra navidad en las trincheras", el disco que nos hizo más populares en Uruguay, con el título abajo del brazo, para dejar contento a mi papá (risas). 

De alguna manera te benefició el hecho de no haber logrado un éxito masivo a los 20 años, no hubieras podido terminar la carrera... 
Sí, siempre lo charlamos, que lo que nos va pasando en la vida llega en el momento en que tiene que llegar, no hay casualidades. Sí nosotros hubiéramos tenido éxito antes, hubiera sido muy difícil ir a tocar afuera porque la banda no estaba preparada, ni profesionalmente, ni como artistas, ni como personas. Cuando nos llegó después de "Raro", que empezamos a sentir la banda como nuestro trabajo, creo que fue en el momento adecuado, nos encontró muy bien como grupo humano, muy bien como profesionales del arte, entonces se disfruta mucho más así. 

Alcanzaron el éxito en Uruguay mucho antes que en el exterior, ¿Esto hace que la banda funcione distinto cuando sale de su país?
Hoy en día el show es el mismo en cualquier lado, quizás en Uruguay, el otro día en el Velódromo tocamos una canción de la etapa anterior, de los ´90, pero una sola de veintitrés. El show va desde "Raro" en adelante. No es por un tema de negación de lo anterior, son canciones que hemos tocado muchísimo, pero que tienen otra tónica artística. Fueron canciones que nos acompañaron durante 15 años. "Otra navidad en las trincheras" fue un éxito enorme en Uruguay y es, junto con otro de Jaime Roos, de los dos discos más vendidos de toda la música uruguaya. Sin embargo ese disco no trascendió fronteras.  

Son una banda prolífica que ha editado varios discos de estudio, pero que todavía no ha publicado un disco en vivo... ¿Qué esperan?
Siempre nos lo han pedido muchísimo los fans. No es una certeza, pero sí una idea muy fuerte dentro de la banda de que quizás el momento sea ahora, que entre "Habla tu espejo" y  su sucesor sea el momento de publicar un material en vivo, te lo digo como primicia. Esta gira la vamos a registrar toda y comenzó muy bien. Tenemos ganas de darle el toque personal del Cuarteto, que no sea un DVD de un show específico, que tuviera un plus, un argumento o escenas de varios shows, estamos viendo, pero la idea está.  

¿Cómo ves la actualidad de tu país? En lo musical con el éxito de las bandas uruguayas, llenando estadios en Argentina, y además con la vuelta de Tabaré Vázquez a la presidencia, la pérdida de Galeano...
En lo que se refiere a música uruguaya de exportación es el mejor momento histórico, el más alto, cuantitativamente hablando. Los shows de NTVG en Vélez, las giras de La Vela, nosotros... todos estamos yendo asiduamente a México, Colombia, Venezuela, Ecuador, llevando la música uruguaya. Cuando empezamos a salir a tocar, Uruguay era muy exótico de noticias, no tanto en Argentina porque estamos cerca, pero si ibas un poco más lejos, lo único que te decían de Uruguay era de fútbol y nada más. Cuando vino el gobierno de Pepe Mujica, nos ganó a los artistas y las preguntas eran referidas a su gobierno, a sus leyes. Creo que ahora Uruguay está un poco más inserto en el mapa mundial, lo sentimos cuando salimos un poco más lejos del Río de La Plata. 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo