Registrarme
Noticias | Mar, 13 de Oct de 2015

El látigo mágico de Blur


“The magic whip” nació de manera impensada y espontánea, probablemente no estaba en los planes de ninguno de los cuatro integrantes de Blur. Si lo hubieran planeado no se habría llevado a cabo. La cancelación de un show en Japón encontró al cuarteto en Hong Kong con tiempo libre y en menos de una semana surgieron las primeras ideas. El guitarrista Graham Coxon y el productor Stephen Street se encargaron de ordenar ese material en canciones, y por ultimo Damon Albarn (en un nuevo viaje a China) se encargó de las letras. Fin de la espera. Desde que la banda había vuelto a tocar en vivo en 2009 había expectativas de que Blur editara un nuevo larga duración, y finalmente sucedió. El octavo disco en la historia del grupo se hizo realidad a fines de abril.

Es una historia que vale la pena repasar porque este fin de semana precisamente Blur volvió a Argentina para presentar en vivo “The magic whip”. Se trató de la tercera visita del grupo de Britpop al país, después del ya lejano debut en el Luna Park (dos shows en noviembre de 1999) y de la reciente presentación en Ciudad del Rock, cuando en noviembre de 2013 le dieron la posibilidad de verlos a una nueva generación. El cuarteto británico se presentó en Córdoba el sábado, y desembarcó el domingo en el estadio cubierto de Tecnópolis, con Callate Mark y Estelares como bandas invitadas.

A las nueve de la noche clavada, con una puntualidad inglesa excesiva para los que llegaron sobre la hora, el grupo se presentó con "Go out", una de las canciones que venían a estrenar. Desde el primer minuto, Damon Albarn entendió muy bien cómo cumplir su función de frontman y entertainer. Inquieto, arengaba, tiraba agua al campo vip y se mezclaba con el público mientras cantaba. El hit "Lonesome street" y el clima agradable que propone "Ghost Ship" fueron algunas de las canciones del nuevo disco que representan el pulso rockero popero que es parte del ADN de la banda. Las otras, las que arrastran el clima experimental y melancólico de “Everyday robots”, primer disco solista de Albarn, no llegaron al vivo.

El guitarrista Graham Coxon es quien, complementando a Albarn, ejerce el mando con un perfil mucho más bajo, siempre desde el poder de su instrumento o aportando su voz para el clásico "Coffee & TV". Blur presentó una formación más generosa a la que nos visitó hace dos años. A la base rítmica de Alex James en bajo y Dave Rowntree en batería, se le sumó el tecladista Mike Smith y secciones de coros y vientos (fundamentales en "Badhead", cuarto tema de la lista). El repertorio que vienen tocando en esta gira incluye el rescate de algunas canciones casi olvidadas como "Caravan" y deja fuera, por ejemplo, al himno "Country house", que tampoco sonó en Tecnópolis.

Una de las claves del show es que Blur sabe cómo hilvanar los climas y momentos a la perfección, una muestra más de la versatilidad de la banda y también del mismo Albarn. Del machaque guitarrero de Coxon en "Beetlebum" a la densidad electrónica y las luces de discoteca de "Thought I was a spaceman", sin dudas la más experimental de las sonaron del disco nuevo. En "Trimm Trabb" esos cambios de climas se dieron dentro de la misma canción, que se convirtió en una zapada incendiaria. ¿Cómo seguir después de todo esto? Simple. Nada menos que con el himno "Tender", una canción que va a emocionar siempre, sin importar la cantidad de veces que la hayamos escuchado.

En la britanidad al palo de "Parklife" no estuvo el actor Phil Daniels pero sí un grupo de chicas que invadió el escenario para reemplazarlo y vivir su momento soñado junto a la banda. En la recta final, la ganchera "Ong ong" (quizás la mejor de las nuevas, con destino de clásico) fue la última de las cinco canciones de “The magic whip” incluidas en la lista, y sirvió también como antesala al estallido punk de la demoledora "Song 2". A la hora de los bises, llegaron "Stereotyopes" y "Girls & Boys", mientras Albarn nos decía que somos "uno de los mejores públicos del mundo". La épica de "The universal", con un comienzo en falso entre el baterista Dave Rowntree y Albarn, marcó el final de un show de casi dos horas.

A doce años de “Think tank”, anterior disco de la banda, y a dieciséis de “13”, el último que habían grabado los cuatro juntos, la salida de “The magic whip” significa una renovación. Si el show de 2013 fue un repaso de los grandes éxitos, este puñado de nuevas canciones reactivó las expectativas por verlos nuevamente. El disco marca además la consolidación de esta segunda etapa y los encuentra en un gran momento de maduración. Este nuevo capítulo toma ahora otro sentido y es el puente que Blur construyó hacia su propio futuro.

La lista de temas de Blur en Tecnópolis (11-10-2015)

Go Out
There´s No Other Way
Lonesome Street
Badhead
Ghost Ship
Coffee & TV
Out Of Time
Caravan
Beetlebum
Thought I Was A Spaceman
Trimm Trabb
Tender
Parklife
Ong Ong
Song 2
To The End
This Is A Low

Bises

Stereotypes
Girls & Boys
For Tomorrow
The Universal

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 40 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo