Registrarme
Entrevistas | Mar, 17 de Jul de 2007

All The Hats De regreso de su gira por Brasil y previo al show del sábado 21, G. S. (ATH) charló con RosarioRock.


El combo power punk All The Hats, acaba de regresar de una importante gira por Brasil, en dónde estuvieron presentándose desde el 22 de Junio hasta el 8 de Julio. Allí, realizaron más de 10 shows en el marco del Red Nose Shoes - Winter tour 2007, que visitó las ciudades de San Pablo, Curitiba, Rio de Janeiro, Belo Horizonte. Nitrominds, Dead Fish de Brasil  y D-Sailors de Alemania, formaron el line up de esta gira que alcanzó el número de los 4000 tickets, como en Belo Horizonte o Curitiba.
Sobre esta experiencia y más, dialogó G. S. (Guitarra) con RosarioRock.

¿Cómo les fue en la gira por Brasil?
Sinceramente, todo se desarrolló con pulgares hacia arriba. De por sí las expectativas eran buenas, pero el desenvolvimiento del tour fue una grata sorpresa para todos. Desde la respuesta de la gente, pasando por los locales en los cuáles pudimos tocar, hasta el nivel de profesionalismo con que se realizó la gira; cada cosa en particular sumó.

¿Con qué organización se encontraron?
Realmente muy buena. El tour tenía mucha difusión previa, estaba apoyado por una marca de zapatillas de Brasil ("Red Nose"), lo que permitió tener una estructura sólida para poder hacer la gira en correctas condiciones. Había que viajar mucho, ya que las distancias eran muy largas, por lo que había un bus de gira que permitía que las 4 bandas (Dead Fish y Nitrominds de Brasil, D-Sailors de Alemania y nosotros) podamos viajar más que cómodos. En los shows en que no participaba Dead Fish usábamos, por ejemplo, una van de Nitrominds.
Los locales en los que pudimos tocar eran los más importantes que se podían destinar al punk rock y el hardcore (Hangar 110, Circo Voador, Kazebre, Bar Brazil, etc.). Con sistemas de sonido modernos y staff de gente trabajando especialmente para ellos. Llegar a cada lugar, teniendo la facilidad de contar con esas cosas de antemano, era algo para aprovechar al máximo.

¿Cómo fue la relación con las bandas?
De lo mejor. Cuando no estábamos de tour, teníamos una casa en Santo Andre (ciudad pegada a San Pablo) que compartíamos con los alemanes de D-Sailors. La verdad que fue una experiencia para destacar; de juntarte con tipos que nunca habías visto en tu vida y convivir sin problemas.
De por sí, con Nitrominds habíamos compartido 2 giras, una en Argentina y una en Brasil, por lo que sabíamos que los buenos amigos siempre son buenos amigos. Son personas con un corazón inmenso.
Los Dead Fish también son unos grosos. Nos alegraba mucho que en sus shows se referían a nosotros como sus amigos, la verdad que está buenísimo que de repente la gente tenga una buena impresión tuya sin que tengas que hacer ningún tipo de esfuerzo más que ser vos mismo.

¿Qué diferencias encuentran entre las dos escenas (la local y la brasilera)?
Cuando fuimos a tocar en el 2004 había encontrado más diferencias en aspectos fundamentales. Creo que de alguna manera hemos avanzado en cosas como la producción de shows y la manera en que se exponen las bandas, acortando muchísimo la brecha.
De cualquier manera, entiendo que en Brasil hay más público para el estilo de rock que hacemos, y a lo mejor esto está relacionado al simple hecho de que son muchos habitantes.
En cuanto a los locales, sí puedo aclarar que están mejor preparados en aspectos fundamentales, como sistemas de sonido, staff que trabaja, seguridad, etc. Es decir, dentro del under nuestro es difícil acceder a locales que tengan condiciones aceptables; mientras que para ellos es una costumbre que lo que se hace en el under se lleve adelante con el mayor profesionalismo posible, así sea un local para 50 o un show para 4500 personas, como fue el que dio el puntapié inicial de la gira.

¿Qué balance pueden hacer de este comienzo de año?
La verdad que fue muy positivo. Por suerte hemos podido tocar bastante, hacer fechas que queríamos hacer y capitalizar la gira por Brasil que llevó muchísimo trabajo. En nuestro país, se concibe que el rock tiene que ser de una determinada manera y el éxito está medido principalmente en factores de venta y aceptación mediática. No creo que contemos con ninguno de esos 2 elementos en nuestro favor, pero nadie nos quita el hecho de que siendo de Rosario hayamos podido grabar 3 discos, recorrer gran parte de las ciudades de nuestro país y haber hecho 4 giras al exterior haciendo punk rock. Si antes, en algún momento me planteaba todo esto, jamás se me hubiese ocurrido hoy llevarlo a cabo. Hoy, no sólo me siento orgulloso de eso, sino que me cago totalmente en todos los que creen que la música te la tienen que meter como un supositorio por la retaguardia.
Si nos dieran el 10% de lo que le dan a otros, tanto a nosotros como muchísimas bandas más, podríamos dejar por sentado que el rock de hoy podría ser más dinámico, más abarcativo y más provechoso para todos. Hablando de rock y no de lo que acá te quieren hacer creer que es rock.
Por cierto, en nuestra ciudad hay excelentes bandas de rock, como The Broken Toys, Carmina Burana, The Leftouts o Knockout. Nombré sólo algunas, de las muchas buenas bandas que hay. Están ahí, esperando ser escuchadas, trabajando de manera envidiable. Claro que no hacen el rock que vende 15.000 copias. Pequeño detalle.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo