Registrarme
Shows | Lun, 16 de Feb de 2015

Cosquín Rock día uno: Salmón y después

En la primera fecha de su décima quinta edición, el festival saldó una cuenta pendiente: contar con la presencia de Andrés Calamaro. El Salmón fue el número de cierre en el escenario principal y dio un show en el cual repasó buena parte de “Bohemio” y sus clásicos de siempre. La intensa lluvia obligó a reprogramar la segunda fecha del festival para el martes.

15 años de historias es el slogan que el Cosquín Rock eligió para este 2015. Sí, el festival argentino que tuvo su primera edición en 2001, un momento bastante difícil del país, llegó este año a festejar su fiesta de quince. Primero enla Plaza PrósperoMolina, después enla Comuna San Roque y ahora en el Aeródromo de Santa María De Punilla, lugar donde se realiza desde 2011, el festival se las ha arreglado para convertirse en una marca. El Cosquín Rock está cada vez más completo, con nuevas atracciones que se suman cada año y que hacen que el festival sea cada vez más diverso y empiece a trascender lo musical. Es una especie de parque de diversiones de rock.

El festival más federal del país es el slogan que repiten con orgullo todos los años. No se refiere a la grilla de artistas que se presentan (la gran mayoría del rock nacional, casi todos de Buenos Aires) sino a que este evento de fin de semana representa un punto de encuentro para miles de fanáticos que llegan desde todos los rincones de Argentina y que quizás se vean una vez al año para compartir esta experiencia única.

El Cosquín Rock presentó cinco escenarios en esta edición. En el temático (Movistar, segundo en importancia) la primera fecha estuvo destinada al reggae, con KamelebaLos Pericos, Gondwana y Nonpalidece como máximos exponentes. En el Alternativo Pepsi (una carpa con escenario y pantalla gigante) se destacaron la proyección del Rockumental  “Jessico” de Babasónicos, la presentación de Hernán Casciari leyendo sus cuentos de "Un gordo que lee nervioso 12 historias de papel", mientras que cerraron la banda Stoner Humo Del  Cairo y Carca, que se subiría más tarde al escenario principal con Babasónicos.

Teniendo en cuenta que también existe un Hangar Metal Para Todos, un Escenario Cosquín Rock y que además hay cuatro presentaciones diarias de Fuerza Bruta, es imposible ver todo. En el escenario principal y a plena luz del sol, el español Leiva (ex Pereza, hoy en plan solista) se despachó con un gran set donde presentó “Pólvora”, su segundo disco en solitario, y hasta tuvo tiempo de homenajear a Fito Páez con una versión de “La rueda mágica”. Pez, el power trío de Ariel Minimal, les voló la cabeza a todos los que se acercaron a escuchar su sonido arrollador antes de La Beriso.

Guasones llegaba al festival con “Locales Calientes”, su flamante disco de estudios, bajo el brazo y parte de su presentación consistió en mostrar algunas de las nuevas canciones, como el corte de difusión “Pobre tipo”, una joya con destino de hit como “Tan distintos” o más tarde “Infierno blanco”. Facundos Soto invitó a Leiva para “Pasan las horas” y también para recrear en vivo el pulso español de “Pequeños ojos”. En la recta final, y tratándose de un festival, sus clásicos mas festivos “Reyes de la noche” y “Gracias” cerraron el set de los platenses de cuarenta y cinco minutos, tiempo necesario para demostrar que tienen una gran performance siempre que se presentan en el Cosquín Rock.

Los Auténticos Decadentes son capaces de transformar un festival de rock en una fiesta de casamiento. Hayamos o no visto a la banda alguna vez, todos conocemos las canciones de memoria, las tenemos incorporadas, y es una gran experiencia escucharlas en vivo. La presentación de los Decadentes consistió en sus clásicos de principio a fin, en tirar toda la carne al asador en la hora clavada que estuvieron en escena. Cucho Parisi trajeado de animal print se encargó de abrir la fiesta con “Como me voy a olvidar”, “Somos” y “Los piratas”. Después de “Pendeviejo”, Cucho resaltó la importancia de estar “28 años juntos” y comentó que estaban recién llegados de México, del que según ellos mismos fue uno de los conciertos más importantes de su carrera en el Palacio de Los Deportes.

Jorge Serrano tomó la posta para “Viviré por Siempre” y “Corazón” y más tarde Diego Demarco nos presentó a “La prima lejana”. Para “No me importa el dinero” Julieta Venegas fue una invitada virtual desde la pantalla gigante, mientras que Pancho Chévez también estuvo pero en el mismo escenario. En la final llegaron “Gente que no” con recuerdo a TTM incluido y “La guitarra”, para cerrar con “Y la banda sigue”, el tema que le da nombre a su nuevo disco de estudios. Lo más importante es eso, que la banda sigue tocando, que la banda sigue cantando, y que hay Decadentes para rato.

Los Babasónicos también son un clásico de este festival, que han estado presentes en la gran mayoría de ediciones para jerarquizar la grilla del Cosquín Rock. En este año los Baba siguen presentando “Romantisísmico”, su último disco de estudios, y la lista de temas, sobre todo la primera parte, consistió en mostrar ese trabajo. Abrieron su show con “Uso” y al rato desfilaron algunas con destino de clásico, como “Los burócratas del amor” y “Run run”, además de “Paisano”.

Calzas que combinaban blanco con naranja, campera verde y barba de varios días completaban el look de Adrián Dárgelos. La segunda parte del show se acomodó mas a una presentación clásica de festival, con los Baba desplegando una pequeña muestra de todos sus hits. Así pasaron “Sin mi diablo”, “Y que”, “Fizz, “Carismático” pegada de “Yegua” hasta llegar a “La lanza”, para que Dárgelos reproduzca en la pasarela el baile que intentó en el video del tema. Una buena forma de cerrar su presentación que, al igual quela Los Decadentes, se extendió por una hora.

Tener a Andrés Calamaro en el Cosquín Rock era un deseo que José Palazzo, productor y organizador del festival, tenía desde hace un buen tiempo. El Salmón era de las pocas grandes estrellas del rock nacional que nunca se había presentado en su evento. Diez años atrás (en febrero de 2005), Cosquín había sido testigo de un momento histórico en la carrera de Calamaro, ya que en esta ciudad había vuelto a tocar después de seis años, su mayor periodo de inactividad, en la Plaza Próspero Molina. Ese festival, el Cosquín Siempre Rock, fue un intento por competir con este que hoy goza de muy buena salud. En aquel momento, al no tener banda estable, Calamaro necesitó de una pequeña ayuda de La Bersuit y no estuvo quizás en su mejor forma, pero pronto ganaría confianza para grabar El Regreso en el Luna Park dos meses más tarde.

Muy distinta es la actualidad del Salmón en este 2015. En un gran momento, presentando las canciones de “Bohemio”, su último disco de estudios, Calamaro viene girar por México junto a Enrique Bunbury y de publicar dos discos en vivo, el CD “Jamón del medio” y el DVD “Pura sangre”. Pasada la medianoche, el debut de AC en Cosquín Rock comenzó a puro vértigo con “Alta suciedad” y “El salmón”, y en la primera parte del show el Salmón mostró algunas de sus nuevas canciones, como el corte de difusión “Cuando no estás”, “Rehenes” y “Doce pasos”.

Con su habitual verborragia, Calamaro agradeció a José Palazzo “por la paciencia y el respeto” y nombró “a Rolo de La Beriso” y a casi todos (se olvidó de Guasones) los que tocaron en el escenario principal, incluido Niño Bruno, su ex baterista y hoy con Leiva. También recordó a Johnny Winter, a Paco De Lucia y a Joe Cocker y hasta bromeó con su famosa frase del porrito, “es una linda noche para…” y dejó al publico completar la frase, todo esto obviamente antes de “Loco”.

La segunda mitad fue un derrotero de clásicos, pero en el medio Calamaro se dio el gusto de sorprender con “Gaviotas”, track casi oculto del quíntuple "El Salmón". Dentro del repertorio que viene tocando hubo un repaso por varias de sus etapas, de Los Rodríguez rescató “Me estás atrapando otra vez” y “Todavía una canción de amor”, y de su última etapa solista “Estadio azteca” y “Flaca”, con el tango “Volver” que viene funcionando como intro.

La lluvia empezó a caer con más fuerza en la última parte del show, y a la hora de los bises “Los chicos” significó un emotivo recuerdo a todos los que no están, con el video actualizado con Gustavo Cerati incluido (desgraciadamente), y el último homenaje, inesperado y para cerrar el show, fue para Pappo con “Sucio y desprolijo”. Así el Salmón finalmente cumplió con su presencia en el Cosquín Rock y la lluvia, que no causó grandes complicaciones en la primera jornada, obligó a reprogramar la segunda fecha del domingo para el martes. Se trata de la primera reprogramación en la historia del festival. Los shows de Catupecu Machu y Kapanga no se van a realizar y Molotov, que era la banda encargada de cerrar esa fecha, tocará el domingo a las 18 horas, dejándole a Skay Beilinson el cierre del festival.

La lista de temas de Andrés Calamaro en Cosquín Rock (14/02/2015)

Alta Suciedad
El Salmón
Cuando No Estás
A Los Ojos
Rehenes
Doce Pasos
Nacimos Para Correr
La Libertad
Tuyo Siempre
Loco
Mil Horas
Gaviotas
Los Aviones – El Ratón
Me Estas Atrapando Otra Vez
Todavía Una Canción De Amor
Mi Enfermedad
Output Input
Estadio Azteca
Sin Documentos
Volver – Flaca
Paloma

Bises
Los Chicos
Sucio Y Desprolijo

 

Fotos Gentileza de Cosquín Rock

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo