Registrarme
Shows | Vie, 6 de Mar de 2009

Los Shocklenders ¡Cómo me gusta!


Fecha: 6 de marzo de 2009 – Willie Dixon

 
Volver está de moda. No precisamente la señal de cable, sino las reuniones, el reencuentro. Todo empezó con el rumor Stereo, a lo que luego se iría dando sucesivos acercamientos de bandas donde se argumentaban diferencias irreconciliables, cual carátula judicial.

Pero no sólo en el plano nacional se vuelven a ver las caras de grupos como los Cadillacs –en ansiosa espera del 14– o Soda Stereo, sino también desde el otro lado del Atlántico (ver Zeppelin, The Verve). Para no ser menos, en Rosario se recordaban viejas bandas, sobre todo de los 90, que supieron gestar una movida que hoy tiene referentes a nivel local; acto seguido, el comentario “sería bueno que se vuelvan a juntar” no demoraba en llegar. En las encuestas, entre los tres primeros aparecían Los Shocklenders.
 
Antes de que Lima Sur desparramara sus palabras hip-hoperas en la previa, Suipacha y Güemes pareció la cita obligada de muchos (pero muchos) que fueron a escuchar a una banda de viejas épocas, y otros para quienes era la primera vez en vivo con la voz original del grupo sobre las tablas.
 
El público fue copando todo espacio libre, como pocas veces con una banda local. Cuando se escuchó la intro de “¡Cómo me gusta!” se sintió en el ambiente un aire noventoso, con la esencia del rock local brillando a pleno, pero con años de bagaje acumulado en la alta escuela.
.
 
La aparición de Tato Vega despertó una inusual energía en los presentes. Es que su carisma escénico tiene un toque de sana locura que prácticamente contagia a cualquiera que esté escuchando lo que ofrece musicalmente y viendo cómo se libera sobre el escenario.
 
Los Shocklenders es una banda que le dio frescura a un sonido chato años atrás, con un estilo power funk–rock–punk con actitud diferencial que influenció a muchos músicos. Los cuatro integrantes de esta mítica agrupación, volvieron a encontrarse sobre un escenario once años después de su última vez, para hacer un repaso por sus mejores temas, que lógicamente incluyó a “El cabezón”, “McNamara”, “Sex, sex” y “Fiebre”, entre otros.
 
Hubo tiempo para bajar un cambio con “Vamos al mar” pero también para volver a subir cuando Popono sumó su voz en “Un chicano en N.Y.”. Sobre el final, el riff de “Fuckin´ Laurita”, y la gente cantando un estribillo que supo estar en boga. Parecía que eso era todo, pero quedaba algo de tiempo para repetir “McNamara” y finalmente despedirse con “Suave”.
 
Más de dos horas del más puro sonido Shocklender, con un set de bronces impecable y la incorporación de un teclado para sumar armonía musical en cada una de las canciones de un nostálgico set list. Habrá que ver qué hay en el futuro de estos cuatro músicos, más allá de proyectos personales. Una vuelta mejor que la del viernes, es inimaginable. Como para entusiasmarse y pensar en más shows, más (y nuevos) temas y, sobre todo, en más Shocklenders. Esperemos que ellos se hayan ido con la misma idea…
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo