Registrarme
Shows | Lun, 28 de Sep de 2009

Pez Cátedra de Rock Progresivo


Sábado 26 de septiembre - Sala Lavarden

Los liderados por Ariel Minimal pisaron por segunda vez en el año suelo rosarino para presentar su décimo álbum de estudio, El Porvenir. El ahora cuarteto sacudió la Sala Lavardén con más de una hora y media de rock duro y progresivo. Pasadas las diez de la noche los cuatro músicos se asomaron al escenario y dieron inicio a la velada con tres temas al hilo de su nuevo disco: “Roma” “Quiebran” y “Eyéctenlo”. Casi sin dar respiro les siguieron “Ahogarme”, “El desengaño”, “Fuerza” y “No mi corazón coraza”. De esta forma Pez no se ahorró ningún recurso y salió sin titubear a romper cabezas desde el vamos.

La tanguera “Nubes toman formas tontas”, fue la encargada de dar descanso al potente comienzo y marcar una segunda parte mas relajada. De este modo pasaron “La estética del resentimiento”, “Campos de inconciencia” y la bella balada “Bettie al desierto”. Para este tramo el baterista Franco Salvador pidió subir un poco las luces del teatro para poder ver mejor a los presentes y acentuar así el clima íntimo del show.

Musicalmente Pez funciona como una verdadera aplanadora sonora: Minimal se impone en las seis cuerdas con un estilo propio bien definido, como un Frank Zappa que se cruzó de golpe con el folclore y el tango argentino. El tecladista Pepo Limeres cumple un papel fundamental al encargarse de cierta forma de unir el sonido del grupo e imprimirle, al mismo tiempo, un sello vintage desde los tonos de su piano Rhodes. La potente base rítmica conformada por Salvador detrás de los parches y Fósforo García a cargo del bajo nos recuerdan a unos Bill Ward y Geezer Butler de la primera hora de Black Sabbath.  

Sin embargo, mas allá de las comparaciones, Pez suena fresco y durante sus 15 años de trayectoria jamás lo ha dejado de hacer. Minimal ya ha puesto esto en claro en numerosas entrevistas anteriores: “Pez no hace música mirando hacia atrás” y por eso mismo ha perdurado en el tiempo. Cada uno de sus discos es muy diferente del anterior y en el caso de El Porvenir esta no es la excepción. Es un álbum duro y potente que se acerca al punk marginal de sus inicios y se aleja un poco de la psicodelia de su predecesor, Los Orfebres (2007).

Precisamente fue este carácter punk el que predominó en temas como “Consciencia”, “Tramposa” (un tema de 1989 perteneciente a Los Minimals) y “Tapas de discos y pósters de la Pelo”. “Todo tiene un final todo termina”, bromeó el guitarrista citando a Vox Dei y dando pie al tramo final de la noche. Lugo de estrenar un tema nuevo “Cassette” y de revivir un viejo himno under “Rompo tu piel de asno”, sonarían “Introducción, declaración y adivinanza”, “Maldición” y “Último acto”.

Sin caer en ningún tipo de demagogia, Minimal agradeció con sinceridad la presencia del público y como broche de oro obsequió un clásico de The Who, “Substitute”, para el cierre definitivo. Una vez más Pez dio cátedra de un rock pesado que le es propio y que no tiene miedo a modificarse.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo