Registrarme
Review / Lanzamientos | Mar, 20 de May de 2008

Carmina Burana – Dubies Suman de a tres


Fecha: 16 de mayo de 2008 – Willie Dixon
 
Tras la excelente aceptación de su último disco Odas para la danza del átomo, Carmina Burana se dio otro gran gusto al ser la banda principal nada menos que en Willie Dixon, con una atractiva concurrencia de un público ampliamente conocedor de la banda.
Apenas comenzado el nuevo día, Los Colegas aparecieron para desplegar un set de treinta minutos a puro ska-punk. La influencia de los españoles Ska-P es notoria y se puso de manifiesto al cierre, cuando sonó “Intifada”, además de interpretar varios temas de su primer álbum En Repudio!.
La dosis roots llegaría de la mano de Dubies, un grupo que en cada show muestra una saludable mejoría, principalmente en el sonido –al volumen que esos nuevos equipos del siglo XXI pueden soportar– ya que es muy difícil lograr la armonía necesaria entre sus diez integrantes. Algunos de los temas que pasaron fueron “Bredas and sistas”, “Estado de emergencia”, “Dicen por ahí” y la siempre ganadora versión de “Doin’ time” de Sublime.
El ambiente que lograron fue perfecto. Las luces recordaban a la bandera de un sufrido pueblo africano y el carisma de su vocalista no dejó que decaiga la unión entre músicos y un público respetuoso y alegre.

 
 
 


 
 
Cerca de las 2.30 de la madrugada, un raro e intrigante sonido comenzó a salir de los bafles mientras los músicos esperaban ansiosos, en el escenario, la salida de su líder. Entonces, una enorme persona ingresó a las tablas cargando sobre sus hombros al afable K-mono. Con raros atuendos –tal es su costumbre–, quien se encarga de la arenga permanente no medió palabra para arrancar con “Santo de los finaditos” y “Pinche gallito” y provocar la exaltación general.

 
Como siempre, los temas de su primer disco El sendero de los pajaritos primaverales fueron los que mayor algarabía provocaron pero los nuevitos ya se están haciendo eco entre los cada vez más cuantiosos e incondicionales seguidores de Carmina. Así, temas como “Tu cráneo hierve”, “Superamigos” y “Vasallo” levantaron las mismas sensaciones que algunos de su último disco como “Trance hipnótico”, “Curupyrá” y el corte de difusión “El chango del místico”.
En ciertos momentos, sobre todo cuando los vientos no participan, la base de la banda quedaba un poco atrás en volumen y podían apreciarse algunas imprecisiones propias de un grupo que mezcla diversos estilos e instrumentos.
Los firmatenses cuentan con una discografía que ya les permite hacer un show largo, por eso quizás decidieron tocar más de 20 temas, algo que a la minoría le pareció exagerado, mientras que sus más potentes defensores pedían más luego de los bises con los que cerraron su presentación. Claro que los últimos fueron los que todos esperaban y que son casi obligatorios, como “Mísero palmípedo” y “Pellizcapuercos”, dos clásicas canciones que acompañan sus recitales desde sus comienzos y que siempre deja con ganas de más.
“Voy a decirles a los amigos del Perú que Iggy Pop no inventó un carajo”,fue la intro del cantante para presentar “Demolición”, de Los Saicos, e ir preanunciando el cierre que llegaría de la mano de “Ley” y la repetición de “Volvedor”, esta vez en la explosiva versión que está en su segundo disco Hermoso, todo junto, difunto y podrido.
Por ser una de las primeras veces en encarar un show de estas características como banda principal, estuvo demasiado bien. Atractivo número de concurrentes, aceptable sonido, excelente puesta en escena y un sorprendente nivel de estímulo-respuesta. Todo esto da a pensar que ya se puede apostar por Carmina. Están ahí, a un pasito de llegar a primera. Mientras tanto seguirán peleando los primeros puestos de la batalla por salir definitivamente del under nacional.
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo