Registrarme
Shows | Mar, 19 de Ago de 2014

Armandinho: reggae para alegrar el corazón

 

Sábado 16 de agosto de 2014 - Club Brown

No podía pasar otro año sin que el brasilero Armandinho desembarque en tierras rosarinas. La cita fue en Club Brown, donde también se sumaron los locales Mamita Peyote que entretuvieron al público homogéneo que se acercaba con sus melodías de ska, reggae y cumbia centroamericana.

Un poco antes de la medianoche, subieron los brasileños a escena para dar inicio a la presentación de su último disco editado en 2013, “Sol Loiro”. Aunque solo alcanzaron las tres primeras canciones para que el líder salude al público y comente “Vamos a tocar todas nuestras canciones” haciendo referencia a los clásicos que se venían para el resto de la noche.

Con el timing que los caracteriza en todos sus shows, Armandinho y compañía brindaron en una hora y media un repaso de todos sus éxitos que los acompañan desde comienzos de 2000. “Reggae das tramanda” fue el primer clásico que hizo delirar al público que ocupaba casi medio salón de Club Brown. Como en todos sus shows, la banda entera demuestra estar disfrutando verdaderamente de estar tocando para su gente e interactúan permanentemente con ellos. Como el encargado de la percusión, Marcus López, que se acercó al lado del cantante para hacer sonar su bongo y capturarlo todo desde la Go-Pro que tenía en su casco.

Diferentes guitarras acompañaron a Armandinho en sus canciones y hasta se animó a hacer un solo eléctrico. “No soy un buen guitarrista, pero lo hago con amor” expresó en portuñol el cantante que se robaba los aplausos de la platea femenina y donde todo Club Brown coreaba “Olé olé olé cada día te quiero más”.

El momento de las baladas clásicas tampoco podía faltar para que al compás de “Eu Juro”, el cantante haga subir a una espectadora al escenario para que baile con él y más emocionado que nunca agregaba “Gracias Argentina, te tengo mucho respeto” recordándole siempre al público lo feliz que estaba de tocar en nuestro país y lo mucho que le gusta entretener a sus fans. Inclusive en el momento de entonar “Desenho de Deus” se escuchaban las estrofas en castellano: “Cuando Dios te diseñó, estaba enamorado, en la orilla del mar…”

La animación e hiperactividad de Armandinho seguían intactos que hasta en la introducción instrumental de “Balanço da rede” bailó zamba. A la versión movediza de “Rosa Norte” se le sumó un enganchado de “Get Down On It” de Kool & the Gang para que luego llegue el momento de “Folha da bananeira” donde el cantante explicó que nunca falta en sus shows por ser la primer canción que compusieron allá por el 2000/20001.

El momento más emotivo de la noche fue cuando en “Paulinha”, hizo como siempre subir a otra espectadora al escenario y la misma le dijo que alguien del público tenía una remera que ya habían intercambiado en otro show. Sorprendido, Armandinho explicó la historia de esa remera, que lo había acompañado en muchos momentos. Muy emocionado, expresó a su fiel público “Ustedes son mi droga, me alimento de su amor Argentina. Pasó el tiempo pero acá estoy, flaquito pero fuerte”.

Luego de lo que parecía la despedida de la banda, vuelve Antonio Armando a escena con un charango para deleitarnos a todos con “Casa du sol” y “Sentimento” y finalmente despedirse de los rosarinos con el clásico “Semente”, agradeciendo por haber estado y aplaudido e invitándonos a todos a viajar por Brasil con cuerpo y mente.

Escrito por:
María Bertero
Mujer, 117 años
Fotos por:
Gastón Valdez
Hombre, 118 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)