Registrarme
Entrevistas | Jue, 9 de Oct de 2014

`Acá nació Spinetta y estamos escuchando Arjona´

Algunas de sus respuestas pueden ser cortas, pero son esas que generalmente son frases contundentes, bombas explosivas que bien pueden servir para titular la entrevista. Está en la naturaleza de Ricardo Iorio. El líder de Almafuerte no se guardó ninguna en la charla que mantuvo con RosarioRock.com antes de un nuevo desembarco del grupo a Rosario el pasado viernes 10 de octubre en Club Brown en lo que fue su debut en ese lugar y su segunda visita en lo que va del año.

Para llegar a hablar con el padre del heavy nacional, antes hay que coordinar con su mánager histórico y mano derecha Marcelo Caputo. “Llamalo a esa hora que tiene señal”, nos dice Caputo después de algunas gestiones y nos pasa el teléfono. Sí, estamos en la era de las comunicaciones, pero Iorio vive en el medio del campo y hay que fijarse en esos detalles. Llamamos y nos atiende alguien que le avisa “Ricardo, de Rosario Rock” hasta que finalmente el mismo Iorio está al teléfono, dispuesto de charlar de cualquier cosa y sin esquivar ningún tema. 

Fue incondicional y comprensivo con su amigo Indio Blanco, después de que Willie Dixon dejó de ser un reducto rockero y reflexionó emocionado cuando le preguntamos por el accidente que le costó la vida al Negro García López, después de que él mismo compartiera los últimos momentos del guitarrista. También se explayó sobre “Tangos Y Milongas”, su último trabajo en solitario, y de paso adelantó otro. Ricardo Iorio en un nuevo mano a mano imperdible… 

Vuelven a tocar a Rosario y van a debutar en Club Brown, un solo show en un lugar de mayor capacidad que Willie Dixon, ¿Qué sabes del nuevo espacio?
No lo conozco para nada pero sí me han hablado muy bien, así que bueno… Creo que entra más gente y que va a estar todo muy bien. Muy contento, creo que va a salir todo bárbaro, Dios quiera y apoye. 

Siempre has tenido una gran relación con el Indio Blanco, le has hecho un tema al Dixon… ¿Cómo tomaste el hecho de que se haya convertido en un espacio destinado a la cumbia?
Pasa esto, hay que aguantar la buzarda hermano, y si no funciona… Este hombre está para trabajar ahí. ¿Qué va a hacer? Es lo que hay, es Latinoamérica loco. Me parece bien, no voy a dejar de tenerle el respeto y el cariño que siempre le he tenido, que le tengo y le tendré al Indio Blanco. Es más, yo mismo fui el que le dije “Loco, larga esta gilada y ponete con la cumbia hermano”. La vida se va y la fama es puro cuento.

¿Pensás que el rock está perdiendo una batalla cultural frente a la cumbia?
La Nación entera está perdiendo una batalla. Acá nació Luis Alberto Spinetta y ahora estamos escuchando Arjona.

Contanos de tu último disco solista, grabaste “Tangos Y Milongas”, así como en 2008 habías grabado “Ayer Deseo, Hoy Realidad”. Son temas que te han marcado durante toda tu vida, te estás dando algunos gustos…

Tiene que ver con lo que te decía recién, de la música latina y todo esto. Nosotros tenemos acá en Argentina el principal referente musical que es el tango. ¡Con la guitarra, eh! No hay ningún bandoneón, no hay violín, no hay orquesta. Tampoco son los tangos que cantan todos estos que se llenan la boca… que tango, que tango y cantan siempre la misma porquería. Estoy muy contento con el disco, lo hicimos en dos días con los hermanos Cordone (Carlos y Jorge, guitarristas que han acompañado a Edmundo Rivero) y la verdad es que estoy muy orgulloso de poder hacer un disco de tangos y milongas, después de haber llegado a ser un rockero consagrado con esta voz hecha pedazos.

 El último disco de Almafuerte también tiene algunos matices folk, ¿Tienen más material compuesto en esa línea?
Todavía no te puedo confirmar nada porque las músicas del próximo disco aun no las escuche. Después de tocar en Rosario vamos a Goya (Corrientes) y recién la semana que viene voy a poder escuchar lo que va a ser el próximo disco de Almafuerte.

Dentro de estos pequeños emprendimientos solistas, ¿Pensás presentarte en ese formato? ¿Te dan ganas de salir a cantar esos temas en vivo? En teatros, con otro tipo de propuesta… ¿O queda en la grabación?

Queda en la grabación. Por el momento queda ahí. No se hizo con la intención de presentarlo ni ir a tocarlo por ahí, de ir a competir con toda esta mersa de tango. Es solamente un entretenimiento. Pero para todo entretenimiento se necesita plata, bueno, la grabación de “Tangos y Milongas” la pagué con los ahorros de toda una vida de metal pesado. Ahora va a salir otro disco, que también estoy pagando con mis ahorros, y se llama “Atesorando Los Cielos”. También es solista y sigue la línea de “Ayer Deseo, Hoy Realidad”.

 ¿Qué sensaciones te quedaron después de compartir los últimos momentos con el Negro García López? ¿Cómo te pegó la noticia?
El Negro venía para mi casa, no sé porque decían en la televisión que iba para el homenaje a Charly García (se realizó la noche del sábado 27, día del accidente). Él estuvo acá, nos fuimos a comer algo y tomar unos tragos acá en Sierra de La Ventana con su asistente. Lo pasamos como siempre lo hacemos, divirtiéndonos, riéndonos, riéndonos de nosotros mismos… Estuvimos hasta las once y media, yo me vine para mi casa y llegué tres y cuarto, para esa hora ya era tarde. Nuestras rutas son cementerios, la gente no quiere comprender que hay que llevar las luces encendidas. Hay mucha corrupción, va la gente sin las luces, sin VTV, etc. 

La verdad que fue un golpe y una angustia muy grande. Anoche me quedé en vela tratando de dibujar cómo voy a hacer el homenaje ahí al costado de la ruta. Tuvo que venir acá a pegarse un palo de esa manera… Estábamos trabajando en el video que da título a su disco solista. Por supuesto que no tiene la difusión de un Juanes, es el Negro García López, ya la palabra lo dice: Negro – García – López (pronuncia los nombres separados, levantando la voz). ¿Qué te voy a hablar?

 A vos que sos una persona de viajar mucho por las rutas, de venir a los shows por tus propios medios, ¿No te dan miedo la cantidad de accidentes que hay habitualmente?
Miedo hay que tener de lastimar a un niño indefenso o a una mujer sola, no de morir. La muerte es parte de la vida.

El año pasado te juntaste y compartiste escenario con Beto Zamarbide, fue en la previa del show en All Boys y no quisiste que se anunciara. ¿El tiempo ayuda a que mires a tu pasado y a tus ex compañeros de otra forma?
Con Beto somos amigos de chicos. Nuestros caminos se abrieron por cuestiones religiosas. Amén de que soy una persona muy creyente, no por eso voy a recibir un sueldo de la iglesia… Eso no quita que no aprecie los valores de las personas y Alberto es una gran persona. En este próximo disco que estoy por sacar, le mandé las cintas a Estados Unidos, donde vive y grabó el tema “Ideando La Fuga”.  Está todo bien. Si no me junto con otros amigos es porque no rescato en ellos cualidades positivas y de bien.

Me estás hablando de tus ex compañeros de Hermética…
Seguro, de eso acabo de hablar.

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 38 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo